Orihuela

El mayor orgullo para un hijo

El Pleno rafiticará a Eduardo López como portador del Oriol a título póstumo y su primogénito lo representará

29.06.2016 | 01:15
El mayor orgullo para un hijo

La familia del periodista Eduardo López Egío, quien ostentará a título póstumo el cargo de Síndico Portador de la Gloriosa Enseña del Oriol durante las Fiestas de la Reconquista de este 2016, tras su fallecimiento el pasado 9 de mayo, fue recibida ayer por la Corporación de Orihuela, que hará oficial su nombramiento durante un pleno extraordinario que tendrá lugar mañana, a las 16.30 horas.

Será su hijo, Miguel López, quien tendrá el honor de representar a su padre en los actos clave como el discurso desde el balcón del Ayuntamiento previo al Día del Pájaro o durante el desfile de la Gloriosa Enseña del Oriol el 17 de julio. Su vinculación con esta festividad no es nueva, pues, como también ha hecho ahora, ha diseñado en varias ocasiones las invitaciones institucionales al acto, que este año recoge una imagen que interpreta la figura de la Armengola, obra original de Vicente Navarro, y que cuenta con un crespón negro en señal de duelo.

Miguel López quiso agradecer este nombramiento en nombre de toda la familia por «el honor que nos brinda el Ayuntamiento, que llevaremos con orgullo e intentaremos que las fiestas pasen con la alegría que mi padre hubiera tenido».

Título
Su alegría, dedicación y entrega con La Reconquista durante toda su vida es lo que ha hecho merecedor de este título póstumo, que se ratificará mañana por unanimidad. Al acto acudió también Carolina Gracia, portavoz del grupo municipal del PSOE, con el que López Egío guardaba una especial relación; pero también Mar Ezcurra, de Ciudadanos, pues tal y como señaló el alcalde, Emilio Bascuñana (PP), «era querido por todos».

La emoción de familiares, políticos y compañeros de profesión también se coló en el acto de presentación de los actos en torno al Síndico, ya que «todos tenemos sentimientos enfrentados entre la alegría y el dolor por la ausencia de Eduardo, pero debe prevalecer el reconocimiento como a él le gustaría y debemos compartir su recuerdo», apuntó Bascuñana. «Cuando hablamos de la dedicación de Eduardo con las fiestas no es solo trabajo, también su disfrute y eso es lo que debe prevalecer» este año, añadió. No en vano, su primer desfile fue en el bando moro, cuando apenas tenía 12 años, por lo que llevaba la Reconquista en la sangre; así como su ciudad, Orihuela».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine