22 de junio de 2016
22.06.2016

Terremotos en Guardamar del Segura en el siglo VIII a.C.

Arqueólogos impulsan excavaciones en el yacimiento fenicio del Cabezo Pequeño del Estaño

22.06.2016 | 09:44
Excavación arqueológica en el yacimiento de Guardamar.

Varios licenciados y alumnos del Máster de Arqueología de la Universidad de Alicante y de la Universidad de Murcia, junto con algunos voluntarios de Guardamar del Segura y de Torrevieja, han participado en la campaña de excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en el yacimiento fenicio del Cabezo Pequeño del Estaño durante el mes de junio.

En esta primera fase los arqueólogos están interviniendo con el objetivo de poder documentar y fechar las diferentes reestructuraciones desarrolladas en el yacimiento como consecuencia de algunos terremotos que afectaron a la vida del núcleo amurallado. Dichos sismos afectaron a una serie de espacios públicos y estructuras urbanas adosadas a la muralla de casamatas en la ladera occidental, dentro del llamado Sector 2 del yacimiento; ocasionando, posiblemente, el traslado de la población al conjunto urbano de la Fonteta, el otro yacimiento fenicio emplazado en la orilla sur la desembocadura del río Segura.

El promotor de dichos trabajos es el Ayuntamiento de Guardamar, quien, asimismo, también subvenciona los gastos de la actuación arqueológica. Los trabajos arqueológicos se enmarcan en un proyecto conjunto entre la Universidad de Alicante y el Museo Arqueológico de Guardamar (MAG) bajo la dirección del profesor Fernando Prados Martínez, de la Universidad de Alicante y Antonio García Menarguez, director del MAG. Las actuaciones arqueológicas se llevan desarrollándose desde el 6 de junio, y cuentan con la autorización correspondiente de la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, de la Generalitat Valenciana.

Los trabajos arqueológicos se retomaran en otoño y posteriormente los restos arqueológicos aparecidos se someterán a un proyecto de consolidación y restauración arquitectónica, con el fin de preservar el yacimiento de cara a su posterior puesta en valor, como producto de turismo cultural.

El Cabezo Pequeño del Estaño es a día de hoy el único poblado con murallas de casamatas de origen fenicio en la Península Ibérica, con una cronología que se remonta al primer tercio del siglo VIII a.C., dentro de la fase arcaica de la colonización fenicia en nuestro pais.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine