21 de junio de 2016
21.06.2016
ULTIMA HORA
La CNMC abre expediente a Gas Natural Fenosa y a Endesa por alteración de precios de la luz
Orihuela

Un robo en la protectora causa destrozos y deja sin vacunas y medicinas a más de 230 animales

Los ladrones buscaban dinero en efectivo y se llevaron todos los fondos de donativos causando numerosas roturas en las instalaciones

21.06.2016 | 12:06
Un robo en la protectora causa destrozos y deja sin vacunas y medicinas a más de 230 animales

La Asociación para la defensa y la protección de los animales Asoka El Grande, que gestiona la protectora municipal de Orihuela, se llevó ayer una desagradable sorpresa al acudir a las instalaciones y comprobar que habían sufrido un robo y numerosos destrozos. Los ladrones se llevaron todos los donativos entregados por los vecinos para contribuir al cuidado de los animales y además dejaron abierto el frigorífico donde se guardan las vacunas y las medicinas, por lo que se han quedado sin existencias para atender a los cerca de 150 perros y 80 gatos que allí se cuidan, ya que se han echado a perder.

Al parecer, los hechos sucedieron durante la noche del domingo. Los ladrones accedieron a las instalaciones rompiendo una de las vallas de la finca y se colaron en el edificio a través de una ventana. Una vez dentro reventaron varias puertas de madera, rompieron el dispositivo de la alarma y revolvieron las dependencias tirando por el suelo buena parte de los expedientes mediante los que se documenta la actividad del colectivo y se hace seguimiento a los animales. Curiosamente no se llevaron ninguno de los dispositivos informáticos como el ordenador, la impresora o el material de quirófano, por lo que todo apunta a que sólo buscaban dinero en efectivo.

Los responsables contactaron ayer con la Guardia Civil para denunciar los hechos. A la pérdida del dinero en efectivo se suma el hecho de que las medicinas y vacunas que allí se guardaban ya no sirven puesto que su conservación requiere que permanezcan en una cámara frigorífica. Desde Asoka calcularon que el valor de esos productos que ya no sirven supera los 600 euros. Los responsables contaron uno a uno a todos los animales que permanecen en este albergue, ubicado en la pedanía de San Bartolomé, y comprobaron que no faltaba ninguno y que no habían sufrido ningún tipo de daño. La actividad de este albergue se sufraga con fondos del Ayuntamiento de Orihuela y donativos de vecinos. Desde la organización manifestaron que cualquier tipo de ayuda para seguir con su labor será bien recibida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine