Torrevieja gastará 55.000 € en contratar a Raphael

La entrada más cara para el concierto del 15 de octubre será de 58 €, y la empresa recaudará toda la taquilla hasta un máximo de 45.000 €

20.06.2016 | 17:19
Torrevieja gastará 55.000 € en contratar a Raphael

El PP cuestiona que la programación cultural dé por hecho que el Teatro Municipal pemanecerá cerrado otros 6 meses más, al menos hasta principios de 2017. La oposición desvela que la junta rectora del Patronato de Cultura anunció la programación antes de aprobarla. De la treintena de miembros solo acudieron ocho, tres de la oposición.

El PP ha desvelado este lunes que el gobierno pentapartito de izquierdas tiene previsto abonar un caché de 55.000 euros por la actuación de Raphael prevista el 15 de octubre en el Auditorio Internacional. La entrada más cara se comercializará a 58 euros, y la productora contratada para evento se garantiza, además, la recaudación en taquilla hasta 45.000 euros, por un máximo de aforo de 1.057 butacas.

El concejal popular Luis María Pizana, concejal de Cultura en el anterior mandato, ha señalado este evento a la hora de cuestionar la programación cultural anunciada por el gobierno pentapartito. En especial ,porque las actuales formaciones en el gobierno, criticaron como un despilfarro en su día la contratación del mismo artista, con entradas a un máximo de 30 euros.

El edil ha dicho que en su día se criticó el criterio artístico para programar al popular cantante y que no se empleara el presupuesto municipal para intentar diversificar en la oferta y arriesgar. «Ahora el pentapartito hace lo mismo», aseguró, mientras puso en duda cómo se vaya a organizar una orquesta con músicos torrevejenses para acompañar el recital, que es lo que se ha anunciado.

En el mismo sentido, el concejal del PP ha lamentado el «desprecio y el ninguneo», que en su opinión, sufrió el PP pasado viernes el Instituto Municipal de Cultura a manos del Pentapartito, «personificado en su presidente y su vicepresidente, José Manuel Dolón y Alejandro Blanco respectivamente».

El edil popular ha denunciado «la tomadura de pelo que supuso ir a una Junta Rectora a aprobar un avance de programación cultural hasta diciembre de 2016 que previamente había sido presentado a los medios de comunicación». Una situación que ha asegurado que «hasta ahora nunca se había producido por el respeto que merecen todos y cada uno de los consejeros. Además, la programación, con un gasto de casi 200.000 €, se aprobó en una sesión celebrada a hurtadillas, como está siendo habitual desde la llegada del Pentapartito, y tan sólo con 5 votos a favor de una treintena de miembros del IMC y todos con nómina del Ayuntamiento».

De la treintena de componentes de esta junta solo acudieron ocho. Tres del PP, dos funcionarios, el concejal de Cultura y el gerente de ese departamento, también asesor.

Pizana ha señalado que «es completamente impresentable que le pregunte al concejal cómo puede ser que más de 24 horas antes de la celebración de la reunión de la Junta Rectora pudiera comprar entradas para el concierto de Loquillo e Ilegales y la respuesta sea el más absoluto silencio».

Además, ya es público antes de la realización o inicio de cualquier trámite administrativo cual será la empresa adjudicataria de la organización del concierto». Sobre este concierto, previsto para el 13 de agosto, el concejal dijo que costará 38.700 euros, –Alejandro Blanco dijo que el caché era de 25.000 en su rueda de prensa para anunciarlo– y la empresa, también, se garantiza toda la recaudación prevista hasta 74.000 euros en función del aforo máximo. Para el concierto de Izal, previsto el 14 de enero de 2017 en el Palacio de los Deportes, la empresa solo ingresa 10.000 euros de caché, pero se garantiza 140.000 euros si logra llegar el aforo de 4.000 entradas.

El concejal ha indicado que «se aprecia en el expediente la nula capacidad negociadora del responsable del área de Cultura. Utilizan la fórmula que tanto criticaban de pagar un caché y además la taquilla íntegra sea para la empresa adjudicataria, quien lo iba a decir hace unos meses cuando lo criticaban hasta la saciedad. O, por ejemplo, han publicitado que se prevén 15.000 espectadores en el próximo festival Electromar y en la documentación oficial se fije un aforo de 8.000 personas».

El concejal popular ha asegurado que «ni José Manuel Dolón ni Alejandro Blanco son dignos de dirigir un organismo que lleve el nombre de Joaquín Chapaprieta. Espero que su todavía compañero Domingo Soler les haga recapacitar y no les permita seguir ensuciando el nombre de la cultura local y de una de las personalidades más relevantes de la historia local. Por no hablar que todo hace indicar que en los próximos 6 meses no van a reabrir el Teatro Municipal cerrado injustificadamente y a cuyo expediente continuamos sin tener acceso».

Pizana ha dicho que el concejal responsabiliza públicamente a sus compañeros del equipo de gobierno de esta situación, en especial a la edil de Actividades y Urbanismo, Fanny Serrrano. El Ayuntamiento cerró a instancias de la Generalitat el Teatro Municipal por carecer de licencia. Una autorización que no puede obtener porque no existe certificado final de obras, pese haber estado funcionando desde 2007 a 2015, y presenta deficiencias de seguridad destacables.

Suspensión sin previo aviso
Por otra parte, en la intervención del concejal, tras preguntas de los medios de comunicación, ha denunciado que «el sábado nuevamente se suspendió un evento que iba a tener lugar en el Palacio de la Música y, al no haber sido comunicado el público asistió y la cola daba la vuelta a la manzana. Es indignante la indiferencia que siente el Pentapartito por la cultura?.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine