Sanidad

El Hospital Vega Baja mejorará la seguridad del paciente en las pruebas radiológicas

El Departamento de Salud Pública de Orihuela quiere establecer protocolos para la correcta solicitud de estudios

17.06.2016 | 13:45

El Departamento de Salud de Orihuela, a través del Hospital Vega Baja, ha planteado una estrategia de mejora de la seguridad del paciente a través de la gestión adecuada de las pruebas radiodiagnósticas para proteger la seguridad del paciente.

Actualmente alrededor de un 10% a un 40% de las pruebas de diagnóstico por imagen en España se consideran inadecuadas, es decir, que no conducen al establecimiento del diagnóstico clínico del paciente.

"Una solicitud no justificada conlleva importante repercusiones. El aumento de la demora en la confirmación diagnostica, con la repercusión en el paciente que realmente se podría beneficiar de ella, la iatrogénica y la radiación a la que se somete de forma innecesariamente al paciente, así como el alto coste y la amenaza en la sostenibilidad del sistema sanitario son algunas de ellas", ha afirmado la directora médica, Pilar Santos, en la apertura de la conferencia impartida por la doctora Isabel González Álvarez.

La doctora González, gerente del Departamento de Salud de San Juan y especialista en radiodiagnóstico ha sido la encargada de transmitir, a través de una conferencia formativa, la situación actual de las pruebas diagnósticas inadecuadas y la gestión de la demanda y cómo se puede solucionar este problema.

"Desde las perspectiva de la ética, el uso racional de los medios diagnósticos es el que consigue la satisfacción de una necesidad del usuario con el menor coste de oportunidad posible. El uso de pruebas inútiles, y si además son costosas o acarrean molestias o riesgos al paciente, son maleficientes además de injustas", ha destacado la ponente.

Asimismo, la fe de los profesionales en la tecnología hace que a veces se olviden de la importancia que tiene la clínica, la exploración y saber escuchar al paciente. "Es muy importante estar atento a lo que cuenta el paciente", ha destacado la doctora González.

Para que una prueba no sea considerada como innecesaria debe cumplir con una serie de requisitos. "Que el resultado positivo o negativo de un estudio radiológico contribuya a modificar la actitud diagnóstica y terapéutica del médico o a confirmar su diagnóstico, si no cumple estos criterios, estamos hablando de una prueba innecesaria", ha señalado la ponente.

Existen muchos factores y numerosas variables que intervienen en el uso innecesario de pruebas diagnósticas. El cambio en el concepto de enfermedad, es decir lo que antes no era una enfermedad ahora sí, el papel de la industria, que genera nuevas demandas, los medios de comunicación, el mayor acceso a la información, los cambios tecnológicos, cada vez aparecen mas técnicas, no se sustituyen las que existen sino que la tecnología se incrementa, así como el abuso de la medicina defensiva, el envejecimiento de la población, la resistencia a envejecer, entre otras.

"Es necesario actuar sobre estas variables, informar a los pacientes sobre el peligro del abuso de las pruebas diagnóstica, adiestrar a los profesionales en la exploración clínica, así como cumplir con las recomendaciones establecidas en las guías que se han establecido gracias a la evidencia científica".

Para atajar este problema el Departamento de Salud de Orihuela tiene como principales objetivos incrementar la información a los profesionales sobre las exploraciones radiológicas, su utilidad y la dosis de radiación a que se somete al paciente, aunar criterios, establecer protocolos y desarrollar guías de recomendaciones para la correcta solicitud de pruebas de diagnóstico por imágenes, para que los profesionales dispongan de criterios de referencia a la hora de solicitarlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine