15 de junio de 2016
15.06.2016
Orihuela

Los sensores que detectan plazas libres funcionarán a finales de mes

La adjudicataria del servicio, Setex Aparki, aún estudia la ubicación de paneles donde informar en tiempo real del número aparcamientos disponibles

15.06.2016 | 04:14
Los sensores que detectan plazas libres funcionarán a finales de mes

La empresa adjudicataria del servicio de la Ordenanza de Regulación del Aparcamiento (ORA) de Orihuela, Setex Aparki, pondrá en marcha a finales de mes los paneles informativos con el número de plazas de aparcamiento en zona azul disponibles y actualizadas en tiempo real, según apuntó ayer el gerente de la mercantil en Orihuela, Rafael López. Para ello, se han instalado en todas y cada una de las 625 plazas de aparcamiento un sensor que detectará si hay estacionado un vehículo o si la plaza está libre. El sistema funcionará siempre y cuando los conductores respeten el espacio delimitado a cada una de estas plazas, marcadas en la señalización horizontal, ya que el sensor se encuentra justo en el centro de cada una de ellas, por lo que si se invade parcialmente la zona de aparcamiento, detectará como espacio libre una zona de aparcamiento que no lo está.

El último fleco que queda por pulir para la puesta en marca del servicio es la ubicación de los paneles informativos con el número de plazas libres, ya que se ha descartado instalar uno en cada una de las calles donde las plazas de aparcamiento están reguladas por la ORA. El servicio estará disponible en grandes avenidas y calles, distribuidas en varias zonas, por lo que se barajan espacios como la Avenida Duque de Tamames o la Avenida de España, si bien no están cerradas las ubicaciones finales.

Estas serán consensuadas con la empresa y el área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, para buscar la mejor ubicación posible para los conductores. La información también estará disponible a través de la página web de la empresa, pero no a través de la aplicación móvil con la que también pueden realizarse los pagos de los tiques de la zona azul, como se anunció en un principio, según el gerente.

De esta forma se completaría el paquete de mejoras propuestas por la mercantil con respecto al pliego inicial, que se adjudicó a principios de enero, junto a la puesta en marcha del vehículo con lector de matrículas para multar a los usuarios que aparquen en zona naranja, reservada exclusivamente a residentes, y que entrará en funcionamiento en julio. Este servicio se tuvo que retrasar a principios de mes, ya que estaba programado para junio, al no haberse expedido ni siquiera las únicas 100 tarjetas demandadas por los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine