Torrevieja paraliza la construcción de cuatro torres junto al mar en Punta Prima

La iniciativa privada prevé 185 pisos de lujo y recibió el visto bueno de los anteriores gobiernos del PP sin dar a conocer que se había modificado la limitación de alturas

01.06.2016 | 11:43
Torrevieja paraliza la construcción de cuatro torres junto al mar en Punta Prima

El promotor comenzó las obras hace semanas sin tener aprobado el proyecto de ejecución.

La Concejalía de Urbanismo ordenó ayer la paralización de construcción de cuatro torres de diez alturas en primera línea del litoral de Torrevieja. El Ayuntamiento ha podido comprobar que la obra se está levantando desde hace semanas con el proyecto básico del residencial aprobado, pero sin el visto bueno municipal al proyecto de ejecución definitivo. La mercantil promotora, Gomendio, con amplia experiencia en la construcción y edificación en Orihuela Costa, Torrevieja y Madrid, anuncia la próxima comercialización de estas viviendas a través de sus sitios corporativos en internet. Distintos portales de inmobiliarios sí ofrecen ya a los posibles compradores, tanto una oportunidad de inversión y alquiler posterior, como apartamentos de lujo en primera línea. La paralización, será temporal, porque este sector del plan parcial está aprobado, aunque es probable que la firma deba afrontar una sanción por construir antes de tiempo, y no pueda reanudar las obras hasta contar con todos los permisos.

Desde el Ayuntamiento se indicaron que se trata de un planeamiento urbanístico antiguo, que se está desarrollando ahora en su última fase. Anteriores equipos de gobierno del PP no llegaron a informar que se había tramitado un cambio legal para permitir la construcción en altura. La ficha de planeamiento del Plan Parcial 1B de Punta Prima en el Plan General de Ordenación Urbana le da una edificabilidad limitada de cuatro y dos plantas sobre sus 233.589 metros cuadrados. Es uno de los planes parciales más antiguos de Torrevieja. Está aprobado desde 1964 y modificado en 1983. Aunque en la información pública no aparece, es evidente que se ha sufrido otras modificaciones porque casi ninguna de las parcelas respeta la limitación de construcción de bloques de dos y cuatro alturas.

En su día, con una modificación puntual del PGOU o del plan parcial –este medio no pudo determinarlo ayer–, el promotor logró –legalmente–redistribuir los volúmenes previstos en primera línea para autorizar estas torres de pisos, en total 185 viviendas y sus espacios comunes cerrados, con un precio mínimo de venta de 234.000 euros.

Urbanismo ordenó la paralización de las obras a mediodía de ayer con la brigada de inspección, cuando la promotora ya tiene avanzados los cimientos de alguna de las cuatro torres, e incluso tiene instaladas en la zona dos grúas torre de gran envergadura que despuntan en el litoral sur de Torrevieja, al igual que ya lo hicieran en el caso de las vecinas torres de TM.

Los edificios estarán enclavados en una de la escasas parcelas urbanizables disponibles que quedaban sin levantar a lo largo de los 15 kilómetros de costa con los que cuenta el municipio de Torrevieja. Un solar privilegiado, con vistas al mar tanto de frente como al sur, dado justo sobre cala de Punta Prima –en el límite con Orihuela y la playa de Punta Prima–, en las cercanías también de la playa de Cala Piteras. Entre los edificios y el litoral está el denominado paseo de Los Vientos.

En vertical
Durante toda la crisis del ladrillo y la recuperación actual las promociones que claramente han tenido salida más que airosa en el mercado inmobiliario destinado al turismo residencial en Torrevieja son estas edificaciones en primera línea, en altura. Ha ocurrido con las torres levantadas en La Mata por Mahersol, y las de TM, vecinas de estas. Todas estas torres en altura, símbolos de esa recuperación del sector de la construcción –las terminadas se han vendido casi al completo– no han estado exentas de polémica. En una zonas de costa donde ha primado la construcción con edificios que no superan las cinco plantas y los adosados, las torres ocultan las vistas de propietarios que llevan décadas pagando y disfrutando de su propiedad. En el caso de Punta Prima el urbanizador y promotor del residencial vendió el solar a TM, ocultando las vistas a sus propios clientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine