San Fulgencio

Una obra tan cara como polémica

El PIPN asegura que las deficiencias en las obras de urbanización del Sector 2 del Oasis obligarán a los residentes a pagar más cuotas

31.05.2016 | 00:25
Una de las nuevas aceras repleta de postes que hacen imposible el tránsito.

Critica que se haya pavimentado las calles y que ahora haya que romperlas para cambiar tuberías de amianto y soterrar el cableado.

El Partido Independiente por las Nacionalidades (PIPN) de San Fulgencio cree que las deficiencias en el proceso de urbanización del Sector 2 del Oasis les van a salir muy caras a los residentes de esta zona. Este grupo, en la oposición, considera que las obras se han hecho con tanta torpeza que incluso se han pavimentado las calles y urbanizado las aceras sin cambiar primero las tuberías de agua que son de fibrocemento, -que contienen amianto, que es cancerígeno- y sin haber soterrado el cableado. Esta situación motivará, siempre según ellos, que se tengan que volver a levantar las calles, mientras todo apunta a que el coste será pagado por los vecinos.

El PIPN «lleva varios plenos solicitando al alcalde, Carlos Ramírez, la paralización de las obras y de las cuotas porque consideramos que se debería haber hecho una modificación del Plan General de San Fulgencio por no ajustarse la obra del Sector 2 El Oasis». El grupo valora que la obra ha sido «un desastre por las prisas de empezarla antes de las elecciones municipales» y no se ajusta ni al Plan General ni a la normativa de la Comunidad Europea. «Encontramos aceras de 10 centímetros de ancho mientras que en algunas calles no hay ni aceras. Donde las hay están llenas de postes de luz y telefonía, hay cajas de luz eléctrica que se han quedado selladas porque se han hecho las aceras más altas que las cajas, no existen rampas para minusválidos...» entre muchas otras cuestiones.

Según la oposición, en el proyecto que viene contemplado en el Plan General como Plan Especial del Oasis casco urbano 2, falta todavía como mínimo hacer dos fases, que son el soterramiento de luz y telefonía y cambio de tuberías, puesto que las que hay en este momento son de fibrocemento. El PIPN asegura que en el último pleno el regidor dijo que esas fases que faltan por ejecutar «las pagarán seguramente los vecinos con contribuciones especiales». Pero a los ediles del PIPN les sorprende esta cuestión. Mantienen que algunos vecinos, que han pagado cuotas de urbanización de hasta 20.000 euros, han solicitado por escrito un desglose de lo que están abonando en contribuciones especiales y se les ha remitido un documento por parte del Ayuntamiento en el que costa que todas las fases del proyecto están ejecutadas a falta de realizar algunas expropiaciones.

«Los vecinos piensan que lo que están pagando es el proyecto íntegro de las obras del Oasis y no es verdad. Carlos Ramírez está engañando a la gente porque tanto los cables de luz como los de telefonía van soterrados». Por todo ello se preguntan: «¿Qué va a hacer ahora? ¿Va a levantar las aceras y el asfalto para soterrar los cables? No le interesa decirle a los vecinos que tendrán que volver a pagar las obras de soterramiento como así lo marca la normativa», critica el PIPN, que exige asimismo al regidor que aclare todas estas cuestiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine