Callosa de Segura

El Consejo Jurídico respalda la nulidad del contrato para climatizar el Mercado

El órgano tilda de "abusiva" la cláusula que obligaba a pagar 500 euros por cada día de retraso en pagar la factura

27.05.2016 | 04:30
Una imagen del Mercado de Abastos de Callosa.

El Consejo Jurídico Consultivo de la Comunitat Valenciana ha declarado nulo el contrato para la climatización del Mercado de Abastos de Callosa, suscrito por el equipo de gobierno del PP en el año 2013, al considerar "abusiva" la cláusula que establecía que el Ayuntamiento pagaría 500 euros por cada día de retraso en el pago de la factura. Este hecho motivó que la mercantil reclamara al consistorio 151.500 euros de intereses cuando la instalación de la máquina costó 11.149 euros.

El órgano consultivo supremo de la administración, en sesión plenaria celebrada el 12 de mayo de 2016, avaló por unanimidad de sus miembros la decisión del Ayuntamiento de Callosa de declarar nulo el contrato suscrito por el exconcejal Jaime Canales Almira, con la mercantil ITEM-Proyectos Integrales de Climatización SL, según ha recordado hoy el equipo de gobierno (PSOE, EU y Somos) a través de un comunicado.

El dictamen reconoce los hechos alegados por la Concejalía de Contratación del consistorio determinando que "efectivamente, no ha existido procedimiento alguno previo a la adjudicación del contrato, pero es que además no consta informe previo alguno a la referida contratación por parte de los servicios municipales. Es más, ni siquiera había constancia en el Ayuntamiento de una copia del contrato administrativo" .

Por esto concluye que "la falta absoluta de procedimiento alguno previo a la adjudicación del contrato de referencia, así como la carencia de informes que hubieran podido pronunciarse respecto de una cláusula penal a todas luces abusiva, hacen que este Consell aprecie que, efectivamente, concurre causa de nulidad de pleno derecho en el acto de adjudicación del contrato, que se adoptó por órgano carente de competencia y sin acto preparatorio alguno, con lo que procede la revisión de oficio instada por el Ayuntamiento" .

De esta forma el Ayuntamiento  cierra la puerta a la reclamación de 151.500 euros "en concepto de intereses pactados" que venía realizando la empresa a través de su gabinete jurídico como consecuencia de la cláusula penal incluida en el contrato objeto de nulidad. Según el edil de Hacienda, Contratación y Servicios, Rubén Manresa (IU) "el dictamen pone fin a un error garrafal que nos pudo costar muy caro a los callosinos y callosinas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine