El PSOE niega ataques a la concertada y dice que las supresiones son por criterios objetivos

El edil Pepe Hernández ha apuntado a que desde 2015 se han suprimido 39 unidades y 61 profesores de la enseñana pública mientras que en la concertada se ha aumentado una línea

19.05.2016 | 14:25
El edil socialista, Pepe Hernández

El concejal del PSOE Pepe Hernández ha comparecido esta mañana para explicar la situación de Orihuela ante la nueva planificación de curso escolar por parte del Consell, que afecta negativamente al colegio privado concertado de Jesús María de S. Isidro, donde existe la posibilidad, puesto que aún no es definitivo, que se suprima un aula de infantil como consecuencia del escaso número de alumnos, entre 6 y 9, lejos del mínimo exigido a todos los centros financiados con fondos públicos de la Comunidad.

El socialista ha afirmado que "el problema no es que sean alumnos de un centro privado concertado, el problema es el escaso número de alumnos para mantener esa unidad escolar, aunque algunos pretendan disfrazarlo como ataque a la educación concertada o recorte ideológico o acontecimiento histórico" y añade que lo que puede haber de histórico es que nunca anteriormente se habían aplicado las mismas normas para los centros públicos que para los concertados.

Hernández ha destacado que "es cierto que el centro concertado de Jesús María de S. Isidro atiende a una zona de la población en riesgo de exclusión y cumple una función social importante para las familias del barrio, y si hay un colegio concertado en Orihuela que merece una excepción de la norma debido a su singularidad ese es el centro de S. Isidro. No obstante quiero decir que con 6 matriculaciones más, el aula quedaría garantizada"

Así mismo sostiene que lo que sí está garantizado es que todos los niños que están matriculados y cursando sus estudios en infantil o primaria en cualquier centro público o privado concertado continuarán en su centro. En el caso de S. Isidro compartirán aula con los alumnos de 4 años cuyo número total no superará la veintena. Además el concejal denuncia que "durante los últimos 4 años de gobierno del PP en la Generalitat Valenciana, los centro públicos de Orihuela y sus pedanías han sufrido el mayor recorte educativo de su historia, como consecuencia de la subida de la ratio de alumnos por aula, donde se han suprimido 39 aulas y 61 profesores mientras que en la red privada concertada no ha habido ninguna supresión y se ha creado una nueva línea educativa. ¿Cómo pueden considerarse estos recortes? ¿esto no es que es un ataque a la educación pública.?"

No obstante Hernández ha recordado que "en estos últimos años en el colegio público Villar Palasí, centro que atiende a alumnos/as en riesgo de exclusión, se han suprimido 3 aulas y 5 profesores, en La Murada 6 unidades y 8 profesores, en el Andrés Manjón 6 unidades y 9 profesores, en La Aparecida 7 unidades y 9 profesores, en La Campaneta 4 unidades y 8 profesores, en San Bartolomé 2 unidades y 3 profesores, en Orihuela Costa 4 unidades y 7 profesores, así hasta sumar 39 unidades y 61 profesores. Para donde miraba el PP cuando permitían que en aulas públicas y concertadas, autorizadas para 23 alumnos hubiera 30 o que permitieran que las familias pagaran por un servicio que es público gratuito y debe ser universal, olvidándose de la calidad de la educación.? Porque es ilegal cobrar a las familias por la educación de sus hijos/as, no se puede cobrar en la enseñanza pública obligatoria en las edades comprendidas entre los 6 y 16 años de edad en centros financiados con dinero público, y en Orihuela todos los centros educativos están subvencionados con dinero público.

En consecuencia el edil ha dicho que con estos datos en la mano resulta falsa e hipócrita la polémica y alarma social que intenta crear el PP y difícil de justificar. Los hechos son bien claros: el cómputo total de unidades en colegios privados concertados para el curso 2016-2017 es de menos 3 y opina que "sinceramente hay que tener mucha imaginación y poco aprecio por la verdad para decir que es un ataque feroz a la educación privada financiada con dinero público, más bien se trata de una manipulación partidista y electoralista y una preocupación por el negocio y los privilegios adquiridos por parte de algunos propietarios de centros privados"

Esta bajada corresponde a aquellos centros que incumplían la ley de conciertos y tenían menos niños por aula de los que se marca para mantener el concierto, volviendo a decir que es el mismo baremo que se aplica a toda la comunidad y se trata de gestionar con eficacia los recursos públicos por lo tanto el sociasliata considera que "no es admisible que en los centros privados subvencionados con dinero público, la enseñanza no sea realmente gratuita para aquellos alumnos/as que se matriculan. Dicen que palos a gusto no duelen, pero para muchas familias si supone dolor y sacrificio tener que pagar mensualmente una cantidad de dinero complementaria de 30, 80 y hasta 100 € según los propios padres" Según Hernández estas cantidades están camufladas en diversos conceptos, donaciones, cuotas, ayudas a las AMPAS, derramas, etc... cantidades que fijan las propias asociaciones de padres y madres. Situaciones que pueden contribuir a la disminución de matrícula en alguno de estos propios centros como puede ocurrir en S. Isidro, barrio de familias humildes que se plantean ¿ porqué tienen que pagar una cuota mensual cuando tienen próximo otro colegio público gratuito? vuelvo a repetir que esos pagos son ilegales, que las familias pueden negarse a pagar porque esos centros están financiados con dinero público. y que los propios centros y las Ampas deberían plantearse de cara a una viabilidad del centro.

Una vez más desde este Grupo Municipal socialista y desde este partido queremos manifestar que en esta planificación escolar no existe ningún ataque a la escuela concertada, esta planificación se fundamenta en criterios pedagógicos y objetivos. No estamos en contra de que el que pueda y quiera pagar y elegir un determinado centro educativo privado que lo haga, pero siempre estaremos a favor de que con dinero público se consiga una enseñanza pública de calidad que llegue a todos los sectores de la población entre los cuales están los que no pueden elegir, y eso es lo que pretende este proyecto del nuevo Consell, que de forma progresiva, se garantice la educación pública con igualdad de oportunidades y en igualdad de condiciones. Esto es básico para la educación y el PP nunca lo ha garantizado.

Durante las últimas semanas, la Consellería de Educación ha trabajado en ultimar lo que se conoce como el arreglo escolar 2016-2017, o sea, la planificación de las aulas para el próximo curso, que por primera vez engloba a todos los centros sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Valenciana, centros públicos y privados concertados. Esta planificación contiene novedades importantes respecto al curso anterior como es la disminución del número de alumnos/as por aula que será de 25 en infantil y primaria, llegando en algunas localidades a bajar a 23 ( antes 30 ), de 30 en la ESO ( antes 35 ), y de 35 en Bachillerato (antes 40 ). Ello supone que para el próximo curso en la escuela pública se suprimen 43 aulas y se crean 485 nuevas aulas y en la privada concertada, se suprimen 36 aulas y se crean 33 nuevas.

Otra novedad importante es la eliminación del distrito único a la hora de baremar las solicitudes de matriculaciones que el PP implantó en 2013-2014, volviendo a primar en esta valoración la cercanía del domicilio o del lugar de trabajo de los padres al centro escolar. Estas circunstancias supondrá 10 puntos del baremo y 15 puntos por cada uno de los hermanos escolarizados en el colegio al que se opta, entre otras valoraciones.

También es importante saber que por primera vez en la elección de colegios e institutos públicos y concertados ya no se penalizará a las familias que no obtengan plaza en el centro elegido en primera opción. Concurrirán en igualdad de condiciones a todas las plazas de los 10 colegios que pueden solicitar, y no como hasta ahora que los alumnos sin puntuación suficiente para entrar en el colegio seleccionado en primer lugar, sólo podían optar a las plazas sobrantes de los centros solicitados como segunda o tercera opción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine