Orihuela

Un mes para poder enterrarlo

La autopsia desvela que el oriolano hallado muerto en Cox hace cuatro semanas falleció por causas naturales

20.05.2016 | 00:46
Un mes para poder enterrarlo

La familia podrá dar sepultura hoy a Vicente Sánchez tras un funeral en la Iglesia de Santiago.

Cuatro semanas después de que se encontrara el cuerpo de Vicente Sánchez, su familia podrá por fin enterrarlo. La autopsia ha determinado que el oriolano que estuvo casi cuatro meses desaparecido y que fue hallado muerto hace un mes falleció de forma natural. La entrega del cuerpo se retrasó, primero, por el examen forense y después por la necesidad de cotejar su ADN para confirmar su identidad y compararlo con el de una de sus hermanas. Hoy recibirá sepultura en el cementerio de Orihuela tras un funeral que se oficiará a las 17 horas en la iglesia parroquial de Santiago.

Fuentes de la familia del fallecido confirmaron ayer el resultado de la autopsia practicada al cadáver, que fue hallado el mes pasado en el fondo de un barranco ubicado entre los municipios de Callosa de Segura y Cox. El cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Alicante y la investigación quedó entonces bajo secreto de sumario hasta que ahora el juez ha cerrado el caso, permitiendo a la familia que le dé sepultura.

Su hermana Mari Carmen Sánchez agradeció ayer toda la ayuda recibida por parte de desconocidos tras hacer un llamamiento a través de este diario por no poder costear los gastos del entierro. Tras esto, dos empresas se pusieron en contacto con la afectada para pagar los gastos de la lápida y la iglesia le ofreció sin costes el nicho en el que hoy será enterrado. Según se informaba ayer en la esquela, el cadáver será trasladado directamente desde el Instituto Forense hasta el templo en la que se oficiará la eucaristía.

Vicente Sánchez era una persona con escasos recursos económicos que recibía una pensión de 350 euros al mes y no disponía de seguro de fallecimiento. Era conocido como «El Socarrao» en su entorno más cercano y entre sus vecinos del barrio de San Isidro de Orihuela. Numerosas personas participaron en su búsqueda durante los meses en los que estuvo desaparecido, realizando batidas por la zona de huerta, por la sierra e incluso por el río Segura a su paso por la localidad. Aunque su hermana Mari Carmen manifestaba ayer que no se había quedado del todo conforme con el resultado de la autopsia, dijo que les aporta tranquilidad el hecho de poder enterrarlo y que por fin pueda descansar en paz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine