Las lluvias dejan 601 hm3 en la cabecera del Tajo y abren la puerta a duplicar el trasvase

A partir del 1 de junio los regantes podrán recibir 36 hm3 para riego al mes si en Entrepeñas y Buendía hay 629 hm3

13.05.2016 | 02:28
Las lluvias dejan 601 hm3 en la cabecera del Tajo y abren la puerta a duplicar el trasvase

La recuperación de las reservas de agua en la cabecera del Tajo –los embalses de Entrepeñas y Buendía almacenan esta semana un total de 601 hm3– y en el Duero por las lluvias de las últimas semanas han abierto la puerta a que el Ministerio de Agricultura pueda salvar las reticencias de Castilla-La Mancha, y duplique la cantidad de agua que envía a Alicante a través de la infraestructura del trasvase. En estos momentos sólo llegan 12 hm3 mensuales, una cantidad que pasará a ser de 36 hm3 si el 1 de junio el complejo de embalses alcanza los 629 hm3. Una cifra posible al comprobar la evolución de las precipitaciones, pero que dependerá del control de los desembalses en la cuenca cedente, algo que no se está cumpliendo y, por lo tanto, vulnera el memorándum que tiene rango de ley. Los regantes del sur de la provincia y el Campo de Elche necesitarían unos 30 hm3 al mes para poder regar en los meses más secos del año (junio, julio y agosto). Un caudal que sigue sin estar garantizado, porque la desalación no es cubre la falta de agua del trasvase y tampoco los pozos de sequía de Calasparra. Dos fuentes de suministro que han evitado el colapso pero que no dejan de ser complementarias.

Por otro lado, las lluvias también están siendo generosas en la cuenca del Duero, la que los regantes de la provincia piden que se conecte con el Tajo.

Antonio Rico, director del Instituto Interuniversitario de Geografía de la Universidad de Alicante, recuerda, en este sentido, que en el Tajo hay agua de sobra, pero se concentra en su curso medio y no en la cabecera, donde arranca el trasvase, donde sólo están el 7% de los recursos. «Es urgente que se afronte una nueva regulación porque de no ser así la sequía acabará con el trasvase sin necesidad de recursos judiciales», subraya el catedrático.

La sustancial mejora de la reserva de agua en el complejo de Entrepeñas y Buendía coincide, por otro lado, con el envío a la ministra de Agricultura, Isabel García-Tejerina, de un manifiesto de la Federación de comunidades de regantes, en la que reclama medidas urgentes para paliar los efectos negativos de la sequía. Se trata de un documento cuyo objetivo es «trasladar las principales exigencias de los regantes. Exigencias que consideramos necesarias para paliar una situación de déficit hídrico estructural», apunta José Antonio Andújar, vicepresidente del Tajo-Segura y presidente de la Federación de comunidades de regantes. Además de reclamar «agua en cantidad y calidad necesarias para cubrir el déficit hídrico, a través de la interconexión de cuencas se hace un repaso por todas las necesidades».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine