04 de mayo de 2016
04.05.2016

Rojales adjudica al cabo de seis años el contrato para las vallas publicitarias

El Ayuntamiento cobrará un canon anual de casi 17.000 euros mientras la anterior adjudicataria no ingresaba un euro a las arcas públicas

04.05.2016 | 00:44
Rojales adjudica al cabo de seis años el contrato para las vallas publicitarias

Casi seis años después de que se iniciara el expediente de contratación, Rojales ha adjudicado el contrato del servicio de vallas y postes publicitarios instalados en espacios públicos. La empresa que se ha adjudicado la contrata mantendrá la concesión durante cuatro años y pagará por ahora un canon anual cercano a los 17.000 euros.

El concejal de Hacienda y Contratación de Rojales, Nahúm Méndez, explicó ayer que la mercantil concesionaria, Muralca exterior SL, abonará al Ayuntamiento un canon anual en función de las vallas que tenga operativas, a razón de 110 euros por cada metro que ocupe en la vía pública. En estos momentos los postes publicitarios, las vallas y las marquesinas de autobús suman un total de 157 metros, que son los mismos que utilizaba la empresa que hasta ahora se venía haciendo cargo del servicio, llamada Seyma. Méndez apuntó que las anteriores señales pertenecían a Seyma y que ambas empresas han llegado a un acuerdo económico privado para su traspaso.

Fue la oposición del PP y del Pader la que en septiembre del pasado año pidió que se aclarara qué relación existía entre la empresa Seyma y el Ayuntamiento dado que ésta utilizaba en exclusividad buena parte del espacio público para este fin, al parecer sin contrato vigente. El único acuerdo firmado con el Ayuntamiento databa de 2009 autorizándole el uso del espacio público para instalar vallas publicitarias durante un año. Acabado el plazo el consistorio inició un concurso para licitar ese servicio pero nunca se acabó de tramitar. Desde entonces esa empresa habría seguido usando los soportes para obtener beneficios sin pagar ningún canon y cobrando hasta 3.000 euros anuales a las empresas interesadas en publicitarse. El único beneficio que obtenía el consistorio era el de poder utilizar algunos de esos soportes para indicar la dirección de determinados edificios públicos, museos o el centro sanitario.

Más ventajoso
El nuevo contrato firmado ahora es mucho más ventajoso debido a que el Ayuntamiento seguirá disponiendo de determinados espacios y además ingresará un canon. El edil explicó que los 157 metros cuadrados ocupados en la actualidad probablemente aumentarán puesto que la empresa ya ha manifestado su interés a ese respecto.

Buena parte de los postes están ubicados en la urbanización de Ciudad Quesada, cuya avenida principal será remodelada próximamente. En este sentido, vecinos de la zona piden que se aproveche la obra para ordenar las más de 100 señales publicitarias que existen debido a que en muchos casos están separadas por sólo unos metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine