26 de abril de 2016
26.04.2016
Orihuela

El alcalde dice que el pago pendiente al Mudic es un «mero trámite» y aboga por su viabilidad

El regidor muestra su compromiso para no solo mantener, sino que crezca, el espacio museístico

26.04.2016 | 08:02
El alcalde dice que el pago pendiente al Mudic es un «mero trámite» y aboga por su viabilidad

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, apuntó ayer a que espera que, tras la reunión del patronato de la Fundación del Museo Didáctico de Ciencias de Orihuela (Mudic), y que integran el Ayuntamiento, la Universidad Miguel Hernández de Elche y la Asociación de Profesores Hypatia de Alejandria, se llegue a una cuerdo para evitar el cierre del espacio museístico, al que el Ayuntamiento le debe cerca de 120.000 euros desde diciembre de 2015 correspondientes a la aportación municipal para 2016. Esta deuda pone en jaque la continuidad del espacio, pues sus monitores llevan desde esa fecha, diciembre de 2015, sin cobrar, es decir, tres meses, a lo que pronto se sumará la nómina de abril, situación que, según denunciaron sus trabajadores, hace imposible su continuidad.

El primer edil apuntó ayer que, a falta de conocer con exhaustividad cuál es el problema con el pago de esta ayuda por parte de las arcas municipales, «creo que es que falta por liquidar en las cuentas de 2015 una cuestión menor, pero las cuestiones menores hay veces que administrativamente tienen su complejidad pero es una cuestión de trámite que se va a solventar en breve, espero, y no creo que tenga mayor trascendencia».

Es más, el alcalde apuntó que las instalaciones del Mudic no se pueden dejar perder, pues apuesta por «que se mantenga, e incluso crezca. Es un museo que tiene un impacto espectacular y estamos todo el pueblo de Orihuela orgullosos de ello. Lo que hay que hacer es difundirlo y promocionarlo».

Bascuñana, como alcalde, es el presidente del Patronato que sustenta el espacio museístico, y, tal y como apuntaron los trabajadores en una carta abierta, el responsable de su financiación. Actualmente son 10 los trabajadores que hacen de guía, una cantidad que se aumentó recientemente tras una ampliación que duplicó su capacidad a finales de 2015 con dos nuevas salas expositivas que ahora ven peligrar su viabilidad. Se trata de uno de los espacios educativos y expositivos más solicitados de la ciudad, ya que cada año acumula una lista de espera que hace que, antes de que termine el curso escolar ya exista lista para el siguiente. El pasado año pasaron por él más de 8.000 visitantes y estudiantes de 40 centros educativos, cifra que esperaban aumentar este año tras la ampliación de salas, pues la existencia de cuatro espacios hace posible que pueda ser visitada por cuatro grupos a la vez, en lugar de los dos actuales. De hecho, de aquí al final del curso se espera recibir a otros 2.000, siempre y cuando en la reunión de mañana se den soluciones para que siga abierto.

En la página web del espacio se anuncia una jornada de puertas abiertas para el sábado, ya que, pese a que entre semana el museo está abierto solo para escolares, el último sábado del mes se da a conocer a la ciudadanía.

Vertedero

En su comparecencia de ayer, el alcalde apuntó, en referencia al incendio del vertedero de Proambiente que se inició el viernes y que se prolongó durante todo el fin de semana, que solo ha afectado a territorio de Abanilla y que ya se ha informado a Conselleria por si hubiese que intervenir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine