Sábado medieval en Orihuela

El casco histórico se llena con 200 puestos de venta ambulante y artesanía que se pueden visitar hasta el domingo por la tarde

26.04.2016 | 01:03

Es uno de los fines de semana más turísticos y de ocio de todo el año.

Orihuela ofrece cada año un marco incomparable para montar un Mercado Medieval y la inauguración de ayer, espectacular como siempre, augura un fin de semana de ocio, turismo y diversión que permitirá hacer olvidar la tensión del cambio de fechas –hasta tres se han barajado- o la reducción del espacio expositivo con respecto a anteriores ediciones. El equipo de gobierno, encabezado por el alcalde, Emilio Bascuñana, y la concejala de Festividades, Mariola Rocamora, encabezaban ayer un séquito que, como es tradicional, recorrió de punta a punta el mercado, desde Santo Domingo al Ayuntamiento, antes de dar con el pregón el aldabonazo de salida a este zoco que se ha convertido en tradición y que deja lo mejor para hoy y mañana.

El presidente de la Asociación de Moros y Cristianos, Antonio Manuel García Alcocer, colectivo al que se le debe esta original idea que ha ido creciendo en toda España pero que tiene en Orihuela uno de sus marcos más incomparables, y la Armengola de 2015, Mari Ángeles Vidal –que con este acto se despide–, acompañados por los miembros de la Corporación y por los embajadores 2016, José Rubio y Juan de Dios, disfrutaron como pocos del arranque de esta fiesta que sirve de prolegómeno, aún a cierta distancia, a las Fiestas de la Reconquista, el próximo julio.

Recorrido
Cerca de 200 puestos de todo tipo se montaron a lo largo y ancho del recorrido por el casco histórico, entre palacios y edificios nobles, entre plazas e iglesias, que parecen sacados de un decorado medieval sin tener que hacer nada porque Orihuela es así.

La música de viento y cuerda, la decoración y las decenas de figurantes que se sumaron a este acto de arranque, hicieron el resto. El Ayuntamiento ha modificado poco una fórmula que da resultados al dividir en tres zonas de la ciudad: cristiana, centro y árabe, donde se distribuyen los negocios y, también, las comparsas moras y cristianas oriolanas que disfrutarán de un largo fin de semana de fiesta con sus paradas de comida y bebida.

La edil Rocamora destacó ayer que el Mercado Medieval de Orihuela se celebra en «un marco incomparable porque los puestos con productos del medievo conviven con edificios declarados Bien de Interés Cultural, lo que lo convierte en uno de los mejores de España». Mientras, el alcalde Bascuñana era el encargado de inaugurar esta edición que tiene a la Armengola como gran protagonista pues en el Palacio Sorzano de Tejada se ha montado una exposición que recoge desde regalos a trajes cedidos por las 25 oriolanas que hasta ahora han tenido la oportunidad de protagonizar este papel estelar en las fiestas de Orihuela. El zoco permanecerá abierto al público durante todo el fin de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine