22 de abril de 2016
22.04.2016
Orihuela

El Segura pasa del rojo al gris

La CHS descarta que el último vertido fuese contaminante y su evaporación devuelve la imagen de lodos

23.04.2016 | 01:29
El Segura pasa del rojo al gris

El contaminante que convirtió al Segura en un río rojo el miércoles desapareció a lo largo de la jornada de ayer mientras la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) confirmaba que, tras realizar las pruebas, no se ha podido determinar su origen pero sí que no es un producto tóxico (conductividad, amonio y nitratos dieron resultados normales y faltan plaguicidas y metales pesados). La Comisaría de Aguas ha abierto un expediente sancionador pero desde el organismo de cuenca se reafirmaron ayer que se trata de un vertido realizado en el casco urbano de Orihuela; es decir, no se ha producido río arriba, lo que traslada también al Ayuntamiento la búsqueda de los culpables.

En cualquier caso, Hidraqua, la empresa concesionaria del servicio de aguas de Orihuela, también recogió muestras para su análisis, aunque no hubo notificación alguna ayer de los resultados que arrojaron. La Concejalía de Medio Ambiente consideraba que, incluso, se podía tratar de una gamberrada. De hecho, no es la primera vez que se observa el Segura teñido de un color rojo, hace dos años, en plenas fiestas de la Reconquista, la ciudad también se despertó con un río bañado de un extraño color anaranjado.

La CHS aseguró que el que no se tratara de un producto contaminante permite garantizar que ni la flora ni la fauna –cada vez más abundante incluso en el casco urbano, donde es fácil ver a diario patos y peces– ha sufrido daño alguno por este producto.

La desaparición del color rojo ayer era absoluta, lo que devolvió, en algunas zonas del cauce urbano, su tono grisáceo por los lodos que llevan meses acumulándose. Un portavoz de la CHS reiteró ayer, a preguntas de esta redacción, que este es un problema que debe resolver el Ayuntamiento, no el organismo de cuenca o habrá sanciones tras un cambio de la reglamentación que entró en vigor a finales de 2015 y que ya ha hecho que otros ayuntamientos, como Almoradí, Rojales o Guardamar del Segura, aumenten la limpieza. El de Orihuela está siendo más reacio y su edil de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández, aseguró hace ahora un mes que estaban pendientes de saber si para ello se contaría con ayudas del Ministerio, para lo cual habían hecho la correspondiente consulta. Mientras la solución llega, el Segura presenta, en algunos tramos urbanos, el aspecto que se puede observar en la imagen tomada ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine