Orihuela multará desde junio con 40 euros por aparcar en zona naranja sin tarjeta

La adjudicataria usará un lector de matrículas para que el 40% de los estacionamientos estén ocupados por vecinos

26.04.2016 | 01:03
Orihuela multará desde junio con 40 euros por aparcar en zona naranja sin tarjeta

Si usted no se ha fijado nunca en la banda naranja que acompaña en muchos casos a la sí más que conocida zona azul, deberá hacerlo a partir de ahora. La nueva adjudicataria del servicio de la Ordenanza de Regulación del Aparcamiento, anunció ayer que a partir de junio, un coche equipado con un lector de matrículas revisará que, fuera del horario de zona azul, no estacione ni un vehículo que no cuente con la tarjeta de residente bajo multa de 40 euros, tal y como contempla la ordenanza. Esto no es algo nuevo, al menos en parte. La zona naranja se puso en marcha hace ya seis años, sin éxito. Las primeras tarjetas de residentes se entregaron en 2012, tres años después de su implementación y a menos de 200 personas, pero nadie ha controlado su uso. Esma Park, la anterior adjudicataria, se limitaban a verificar los tiques de la zona azul en horario del servicio.

Rafael López, responsable de la nueva adjudicataria de la ORA, Setex Aparqui, que presta el servicio desde el pasado 12 de enero, explicó que esta es una de las mejoras que se incluyeron durante el concurso para facilitar el aparcamiento a los vecinos de las calles con este servicio fuera del horario comercial. O lo que es lo mismo, entre semana, de 14 a 17 horas y de 20 a 10 horas; los sábados, a partir de las 14 horas; y todos los domingos y festivos. Este horario será exclusivo para los usuarios que cuenten con la tarjeta, que puede solicitarse a partir de hoy en la oficina de la empresa, en la calle Reyes Católicos, sin coste para los usuarios.

La empresa presentó ayer el coche con el que multará, que cuenta con una cámara en el techo que será la encargada de leer las matrículas y contrastar, en tiempo real, si su titular cuenta con la tarjeta de residente. Las «redadas» se harán de forma aleatoria, a diferentes horas y todos los días, por lo que se pondrá especial vigilancia en el cumplimiento de la zona naranja. Esta está compuesta por el 40 por ciento de las 625 plazas que se encuentran en la ORA; es decir, 250.

Mejoras tecnológicas
Todas ellas, tanto la zona azul como la naranja, contarán en las próximas semanas con unos sensores de aparcamiento con el fin de que los usuarios puedan conocer, mediante paneles que se instalarán estratégicamente en las calles con mayor saturación del tráfico, el número de plazas libres en tiempo real, lo que facilitará la búsqueda de estacionamiento a vecinos y visitantes.

Además, la nueva aplicación móvil que se estrenó ayer en la ciudad, también contará con toda esta información, también en tiempo real, por lo que el usuario podrá conocer con antelación si hay o no aparcamiento, o buscarlo una vez llegado a su destino.

Setex Aparqui iniciará en los próximos días una campaña informativa con el fin de dar a conocer todas estas mejoras, y sobre todo, para que las multas por aparcar en zona naranja no le pillen a nadie por sorpresa. La empresa ya se encuentra además repartiendo folletos explicativos de los nuevos parquímetros, que han desatado el malestar de algunos usuarios por la obligatoriedad de introducir la matrícula y que responden a «una mayor seguridad jurídica» a la hora de anular denuncias.

En cuanto al robo de dos parquímetros la pasada semana López apuntó que «ya se han recuperado. No es la primera vez que pasa pero no es habitual. Es una acto de vandalismo, no hay recaudación en las máquinas y pesan 100 kilos, son difíciles de transportar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine