«Es fundamental mantener el riego por inundación»

El presidente de los regantes de Cox cree que adoptar sólo el riego por goteo perjudicaría la tierra por la salinidad

20.04.2016 | 00:57

El presidente del sindicato de regantes de Cox, Antonio Gallego, pidió ayer a la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, que se tengan en cuenta las características de la huerta de la Vega Baja a la hora de implementar el plan de obras de modernización de regadío porque, a su juicio, adoptar el riego por goteo cómo única modalidad acabaría perjudicando más que beneficiando a las tierras de cultivo.

Gallego valoró que la primera necesidad que tienen los regantes de Cox y de toda la Vega Baja, es poder disponer del agua suficiente para poder regar los cultivos. Ahora bien, «la Conselleria está realizando un estudio para el riego por goteo, y yo eso lo avalo y lo apoyo, pero lo que no puedo apoyar es lo que quieren algunos políticos o ingenieros, que es que se quede sólo el riego por goteo, porque eso seria una ruina para todo el sur de Alicante». El agricultor valoró que con las escasas precipitaciones que se registran en el sur alicantino, y al depender de los aportes de la cuenca del Segura, «si ponemos el goteo donde va la planta, ahí queda un metro cuadrado que se va a llenar de salinidad y en pocos años se convertiría en un desierto». Gallego defendió la importancia del mantener el riego por inundación, también conocido como riego a manta, porque ayuda a que se filtre la salinidad y que sigan en óptimas condiciones las tierras de cultivo.

Tandas cada 24 días

El cojense explicó que las tandas de riego se realizan cada 24 días pero «las verduras necesitan riego cada 10 o 12 días» por lo que, según consideró, lo favorable sería que se fueran intercalando los riegos con inundación con los de goteo. «La única manera de que las tierras sean productivas es que al menos una vez al mes se pueda regar con los riegos tradicionales».

Antonio Gallego, que representa, según dijo, a cerca de 460 agricultores de la localidad que mantienen 2.000 tahúllas de tierra, pidió al gobierno valenciano que «no dejen morir el río Segura y que se aporte más caudal para garantizar la superviviencia del medio ambiente y los cultivos». En este sentido el alcalde de Benferri, Luis Vicente Mateo, que también asistió a la reunión celebrada en Cox, se quejó a la consellera de que con las reservas que existen en estos momentos en los pantanos de cabecera, se tendría que estar enviando más agua a la Vega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine