Un informe destapa irregularidades contables y fiscales en Orihuela Cultural

El alcalde afirma que entre 2012 y 2015 hubo artistas que cobraron sin facturas ni recibos ni declararse el IVA

21.04.2016 | 05:08
Un informe destapa irregularidades contables y fiscales en Orihuela Cultural

Bascuñana dice que faltan 10.576,57 euros de caja y que de haber sido correcta la gestión se habrían declarado pérdidas.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana (PP), desveló ayer graves irregularidades que han salido a la luz en un estudio que se ha hecho en la sociedad municipal Orihuela Cultural –encargada entre otras cosas de la programación del Teatro Circo– como el pago «sin facturas ni recibos» a artistas entre 2012 y 2015 por valor de más de 615.000 euros que están «sin contabilizar» y por las cuales no se habría declarado el IVA. Esta es una de las conclusiones del informe elaborado por una empresa externa que el Ayuntamiento contrató en noviembre al constituirse el nuevo consejo tras el cambio de gobierno en junio. Según Bascuñana, salen a la luz «graves irregularidades» en la gestión que calificó como un «escándalo» y «un fraude en una sociedad pública».

Según los cálculos que maneja el estudio, la regularización del pago de estas cantidades supondría un desembolso, sumando intereses y recargos, por no pagar a tiempo, de «cerca de 90.000 euros», si bien el alcalde no desveló el importe neto defraudado a las arcas públicas. Preguntado por los periodistas si estas prácticas se hacían para pagar en dinero negro, Bascuñana apuntó que «da que pensar que había ese A y B». Las irregularidades afectan tan solo al pago de las recaudaciones en taquilla y no al fijo que cobran los artistas. Es decir, en muchas ocasiones, estos cobran un caché fijo, que se paga por adelantado; en otros, un porcentaje o la recaudación íntegra de la taquilla. Mientras que lo primero sí se realizó de forma regular, con factura e IVA; lo segundo, y siempre según el informe que dio a conocer el alcalde, se realizó de forma irregular.

Falta de dinero
Otra de estas irregularidades pasa por la falta de 10.576,57 euros en la caja del Teatro Circo «que no sabemos dónde están ni quién ni cómo» han sido gestionados. Esta falta de dinero es fruto, dijo, del «descontrol», ya que no se realizaban los correspondientes arqueos en la caja del Teatro Circo tras cada espectáculo.

El alcalde preguntó al equipo de gobierno anterior de Orihuela (Los Verdes y PSOE) –al que responsabiliza de todos estos desajustes– de «¿en qué estaba pensando? ¿qué estaban haciendo para no atender esto? (...) hasta el más 'pintao' sabe que el arqueo de caja, contabilizar el ingreso, la factura y declarar el IVA» entra en las labores habituales de gestión de cualquier sociedad.

Bascuñana apuntó a que trasladará este informe al interventor, Fernando Urruticoechea, para que sea él quien determine si existe o no delito en la gestión con el fin de dar traslado a la Fiscalía Anticorrupción, si bien matizó que, pese a estas irregularidades, «no tengo sospechas a nivel personal de que nadie se haya echado dinero al bolsillo«, si bien sí apuntó a que existen responsabilidades políticas que cree hay que depurar. Otra de las deficiencias detectadas, además de no presentar las cuentas en el registro mercantil de 2012 y 2013, pasa por la falta de reconocimiento por parte de Orihuela Cultural de una deuda con el Ayuntamiento de 92.000 euros por el pago a proveedores que corrió a cargo del Consistorio.

El primer edil apuntó a que si todas estas obligaciones de pagos y emisiones de facturas se hubiese realizado de forma correcta, «se hubieran declarado pérdidas», algo que hubiese puesto en jaque la viabilidad de Orihuela Cultural por lo que podría ser causa de disolución de la empresa municipal, algo que el interventor ha sostenido en algunos informes.

Entuerto
Por tanto, añadió, «tendremos que deshacer este entuerto», que pasa por ver «de dónde sacamos el dinero» si el pago de esos cien mil euros, en concepto de IVA no declarado, es reclamado por la Hacienda Pública.

El regidor reiteró en numerosas ocasiones que se trataba de un «escándalo que si lo hubiera cometido un particular diríamos que «es un fresco, un sinvergüenza» y que «si lo hubiera cometido el PP ya estaríamos en la Fiscalía». El alcalde lamentó las consecuencias no solo económicas o políticas que pueda tener para Orihuela, sino también a nivel de imagen, lejos de corregir esa percepción de «décadas de mala gestión, de que todo está manga por hombro y que lo mismo da dinero A o dinero B». El responsable municipal del PP también criticó que, en su día, cuando se propuso la elaboración de este informe, «un miembro del consejo -lo dijo por la socialista Carmen Gutiérrez– criticó que nos gastáramos 3.000 euros de dinero público en investigar las cuentas», ya que el equipo de gobierno anterior realizó una auditoría externa que sí dio su aprobado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine