Guardamar

Los pescadores reclaman regular la captura del «invasor» cangrejo azul

Advierten de que la variedad es muy agresiva pero podría atajarse su expansión porque tiene gran valor comercial

19.04.2016 | 01:47
Cangrejo azul en el puerto de Guardamar en 2015.

Pescadores, lonja de subasta y Cofradía de Guardamar del Segura han mostrado su preocupación por el hecho de que la Administración no les dé ningún tipo de instrucción a la hora de tratar las capturas de cangrejo azul americano. Una agresiva especie invasora pero que, como ventaja frente a otras especies introducidas, tiene un gran valor comercial. Esa inquietud se produce cuando el mes que viene comenzarán a aparecer los primeros ejemplares tras el periodo de reproducción en las redes ejemplares de este espectacular cangrejo –pinzas color zafiro, 10 centímetros de largo y 23 de ancho y entre medio y un kilo de peso. Su aparición como especie exótica es muy reciente –aunque se hizo muy evidente desde mayo de 2015 en la desembocadura del río Segura y las zonas litorales de playa cercanas– por lo que se desconoce qué impacto tiene sobre el medio.

Los primeros indicadores, sin que exista todavía un estudio en profundidad, son buenos. Los pescadores de artes menores –siete embarcaciones con base en Guardamar– han explicado a INFORMACIÓN que los cangrejos que han logrado reproducirse en la playa depredan larvas de langostino rojo –por el que es conocida la lonja de Guardarmar–y sepia, que son las principales capturas de la pequeña flota artesanal local. Los que se mantienen en las aguas salobres del río y sus acequias comen lo que encuentran allí.

Otro de los impactos negativos es que las pinzas destrozan las artes de pesca de las embarcaciones. El último riesgo – y que afortunadamente todavía no se ha documentado– es que el cangrejo termine colonizando los espacios litorales, el de los bañistas y puedan resultar perjudiciales para la actividad turística–los pescadores con caña han sido testigos de cómo son capaces de cortar cualquier sedal con esas pinzas–.

Nasas
La legislación sobre especies invasoras –nadie sabe aclarar en Guardamar si el cangrejo azul americano se ha declarado como tal oficialmente– indica que no puede comercializarse precisamente para evitar su expansión. Pero los pescadores plantean justo lo contrario. Que se permita legalmente su captura y comercialización porque, a diferencia de otras muchas especies invasoras el cangrejo azul es muy apreciado desde el punto de vista comercial. Las subastas puntuales en Santa Pola y Guardamar alcanzaron un precio medio de 9 euros el kilo en primera venta. Los pescadores piden que se autorice el uso de nasas –una especie de jaula que se ubica en el lecho marino– que se adaptarían especialmente en este caso para capturar el cangrejo. Algo que requiere autorizaciones de la administración autonómica y de la central, a través del Servicio de Costas para regular su ubicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine