TRIBUNA

Charlatanes y fuleros

26.03.2016 | 11:13

Conviene poner las cosas en su sitio para que el tiempo no se convierta en un bálsamo reparador de charlatanes y fuleros. El 7 de noviembre de 2014 presentaron a bombo y platillo el Plan Especial del Puerto de Torrevieja, que debía licitarse durante la primavera de 2015. Les dijeron que sobre 90.000 metros cuadrados de superficie se mejoraría la red viaria, se haría un paseo peatonal de 20 metros de ancho, una zona adyacente de baja edificación destinada al ocio y los servicios y un aparcamiento subterráneo de 600 plazas. Les dijeron que la Generalitat sometería a exposición pública el expediente, haría un concurso público durante la primavera de 2015 y posteriormente adjudicaría la concesión. En ese momento ni siquiera se había iniciado el expediente administrativo.


La misma cantinela fue repetida una semana antes de las elecciones municipales, pero esta vez le añadieron al «proyecto» un Museo del Mar y de la Sal, un Parque de Atracciones, una gran explanada en la zona del puerto y una zona deportiva con pistas polivalentes, juegos infantiles y zona de recreo para mascotas.


Era todo mentira. Una trola envuelta en papel cuché, como acostumbraba el PP a hacer las cosas, que ha quedado al descubierto esta misma semana.


La Conselleria de Medio Ambiente nos ha confirmado que no puede evaluar medioambientalmente el supuesto «Plan Especial» del Puerto que les vendió a todos ustedes el PP -aunque lo cierto es que no llegaba a ser ni eso- porque no se adapta a las Delimitaciones de Espacios y Usos Portuarios, que son competencia de la Dirección General de Puertos de la Generalitat Valenciana, y que ni siquiera están aprobadas. En otras palabras, que como no existe dicha delimitación previa, no hay nada que evaluar.


Se llama empezar la casa por el tejado con el objetivo de que cuadren las fechas para presentarse ante el electorado con un nuevo gran proyecto para la ciudad poco antes de que ustedes depositen su voto.


Ni siquiera se me ocurre ahora reclamar que los ladinos pidan perdón, o al menos que reconozcan el fraude. Es más, no les extrañe que hasta sean capaces de echarle la culpa de todo al actual Consell.


A ustedes les han mentido y engañado, pero a los funcionarios y al actual gobierno nos han hecho perder un tiempo precioso que habrá que recuperar con agilidad porque la ciudad necesita comulgar con el puerto cuanto antes para consolidar su proyección y apuntalar sus posibilidades de futuro.


Estamos ya en ello, avanzando conjuntamente con la Conselleria en la redacción de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios para luego encajar el desarrollo urbanístico de la ensenada en el revisado Plan General de Ordenación Urbana, cuyo texto refundido -recuerdo que tenía más de un centenar de modificaciones- ya está concluido.


Lo que no consigo explicarme es por qué hacían estas cosas. La primera sensación es que les engañaron premeditadamente por razones partidarias y electoralistas, ya que me resulta muy difícil imaginar que no supieran que iban en dirección contraria. Porque la otra justificación es que ni siquiera supieran lo que hacían y hayan cometido errores de esta envergadura por incompetencia, eso casi sería peor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine