Un asentamiento que comienza a dar algunos problemas

22.03.2016 | 01:18

Los vecinos del histórico edificio Luz-Mar, con más de 87 apartamentos, han contemplado en los últimos meses con cierta preocupación cómo el descampado de la punta del Salaret, en la playa de Los Locos, se ha convertido en un camping improvisado de autocaravanas, la mayoría «último modelo».

Fuentes de los vecinos, que «han salido» de 30 años de problemas de ruidos con una discoteca cercana, indican que ese mismo descampado es utilizado, también de forma irregular, por cientos de usuarios de la playa en verano y que si la ubicación se hace muy popular habrá problemas de ocupación. Recuerdan emplazamiento junto al mar carece de servicios de luz y agua, los habituales de un camping, e indican que las autocaravanas no sólo están aparcadas, están haciendo acampada. La afluencia de vehículos es tal que ya están buscando otras calas de la zona para estacionar. D. P.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine