TRIBUNA

Prohibiciones cariñosas

07.03.2016 | 02:07
Prohibiciones cariñosas

Pues sí, el otro día comentábame mi amigo Ramón que a su mujer, a la que ama entrañablemente -doy fe- con todo el cariño del mundo, le va a prohibir que lea la Prensa, oiga la radio y vea la «tele», claro está... salvo que ella se oponga a estas prohibiciones -harto trabajo tiene aquel que en su casa pretenda imponer; quien manda, manda-. Al parecer, ella es extremadamente sensible, lo que le afecta ostensiblemente en su salud, se siente mal al oír, ver o leer todos y cuantos noticiables aconteceres estamos padeciendo en el día a día. Que si el asedio de corrupción por todos y de todos los colores sociopolíticos -con más saña en la Comunidad Valenciana, bueno, tampoco hay que subvalorar a los de la Comunidad de Madrid-; el latente paro; la asfixiante deuda heredada -se calcula en unos 20.000 millones de euros el déficit público en la Comunidad Valenciana por obra y gracia de los gestores que la han administrado durante más de dos décadas-; la Fórmula 1, el Palacio de las Artes, el Gürtel, Nóos, Brugal, Canal Nou, Terra Mítica, la visita Papal, Emarsa, el aeropuerto de Castellón.. ¡Uf! que agobio.


Así que, agotada por tal cúmulo de noticiones y puesto que el matrimonio tiene un amigo médico, allá que han acudido a ver si esa desazón tiene tratamiento y en su caso le receta algún remedio, algo que la relaje. El médico, sorprendentemente y coincidiendo con el esposo, le ha recetado no leer la Prensa, no oír radio, no ver tele. De fármacos sintéticos, ni olerlos. Únicamente si por inquietud de algún tipo tuviere que saltarse a la torera la prohibición del esposo, coincidente con lo recetado por el amigo galeno, ambos, recomiendan como reconfortante recurrir al: «Limón preventivo y curativo». Dos limones escurridos con un poquito de agua y algo de miel. «Jugo de limón, jugo de bendición». No hay mejor terapia.


Opinión. Esposo y amigo médico tienen razón. Hay que tener un estómago de acero capaz de soportar tanto notición ¡Vergüenza ajena! Salvo que seas un pasota.


Mientras tanto, los medios tan contentos; cuanta más carnaza, mejor. Las malas lenguas dicen que los medios están por la labor de comisionar a políticos para que sigan en sus trece de corruptelas, así venderán más Prensa, se oirá más radio y visionarán más tele. A la postre más fuente de ingresos en concepto publicitario.


Vamos: Que la Rita, ha «pringao» mil euros y no los ha devuelto, excusas para distraer la atención, más o menos como aquella pantomima de los trajes de Paco. Que si el vergonzante caso Nóos-Urdangarín, al que se le ve balbuceando, compungido, declarando en la Audiencia de Palma. Es en este instante, cuando nos viene a la memoria la que se ha dado en llamar la foto del siglo. En contraportada de este diario, todo ufanos, nada menos que: Fabra (Carlos), purgando cárcel; Ripoll, expresidiputación y exautoridad portuaria de Alacant; el detenido Alfonso Rus, «expresidiputación» de Valençiá; Fabra (Alberto), el disidente; Castedo, imputada; Rita, exalcaldesa aforada-senadora bajo sospecha de muchas cosas; Rafa Blasco, el insolidario-encarcelado; y, por último, Paco Camps, el del juicio por tres trajes. Bueno, esto es una muestra de tanto como se ceba en la Comunidad Valenciana.


De la madrileña, los pinceles: Granados -persona de máxima confianza de Esperanza- y su socio Marjaliza, purgando cárcel. Ahora el «expresi» de la Comunidad, un tal Ignacio González, sí el de el suntuoso ático en Marbella, que siendo su propietario se lo autoalquiló. Bueno, del exsíndico Jaime Matas, mejor «no coment». No se le ocurre más que comprarse un palacio?¡Ingenuo!


Excepcional la Rita -no la cantaora-, actual senadora, no acudió a Les Corts a dar explicaciones sobre el presunto blanqueo de capitales en su época de alcaldesa. Más todavía: No sabemos porque se quejan en Las Cortes: Tampoco asiste al Senado, desde que fue nombrada a dedo, no se le ha visto por allí? Y cobrando.


Mientras, el vacio de gobernabilidad en nuestra querida España sigue latente. Todos quieren chupar del bote. Y no hay para tantos?. Veremos?.


¡Ah! Un diez para la oriolana Paula Soria, campeona de España de Voley Playa; gracias a su esfuerzo y tesón. Inició su carrera a los diez años y ahí la tenemos. En puertas de convertirse en referente mundial de este deporte. Ánimo Paula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine