Orihuela

Proambiente se declara en concurso de acreedores tras el cierre del vertedero

La empresa responsable de la planta acumula una deuda de ocho millones de euros

04.03.2016 | 02:31
Proambiente se declara en concurso de acreedores tras el cierre del vertedero

Medio Ambiente de Murcia le ha impedido seguir acumulando basuras.

La empresa responsable del vertedero de Abanilla-Orihuela, Proambiente, se ha declarado en concurso de acreedores y alega insolvencia para hacer frente a las deudas, según informa el digital murciaeconomia.es. El juzgado de lo Mercantil número 2 de Murcia ha nombrado administrador concursal al abogado Isaac Abad.

Parece que Proambiente, que arrastra una deuda aproximada de 8 millones de euros, no ha conseguido levantar cabeza desde que la Comunidad Autónoma le revocara en octubre la Autorización Ambiental Integrada concedida para la explotación del vaso 3, tras comprobar los continuos retrasos en el proyecto para restaurar la zona ya explotada del vertedero de Abanilla, retrasos que suman más de dos años. La explotación de este vaso le hubiera permitido continuar con su actividad de recogida y enterramiento de residuos durante, al menos, tres años más.

De la deuda acumulada, en torno a la mitad está contraída con proveedores –en su mayoría pequeñas empresas, en torno a doscientas– y con las entidades financieras. La otra mitad, hasta los ocho millones de euros, está acumulada con la Seguridad Social y Hacienda, además de las derivadas de los procesos de sanción administrativa.

Una compra fallida
Este anuncio llega unos meses después de que se supiera que 'Canales y Negocios del Mediterráneo', una empresa con sede en Orihuela, estaba ultimando un proceso de negociación de compra de la totalidad de Proambiente, con la planta de residuos y su patrimonio de suelo. Según esta firma, especialista en la gestión, administración y comercialización de activos inmobiliarios, Proambiente (ya presentado el preconcurso de acreedores) y sus actuales propietarios –cinco miembros de la familia Fenoll– estaban interesados en la venta de la sociedad.

La firma que se había interesado por Proambiente anunció que inyectaría, en caso de cerrar el acuerdo, cuatro millones de euros para saldar la deuda y otro millón más para dar continuidad a la plantilla y hacer frente a las deudas más inmediatas al margen de las que se arrastran con proveedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine