Orihuela

A los pies de Nuestro Padre Jesús

Más de trece mil fieles muestran su devoción - El besapie s una de las más fervientes tradiciones de la Cuaresma

23.02.2016 | 00:48

Besapie en Santa Justa. La veneración a la imagen de Nuestro Padre Jesús quedó patente ayer una vez más con el tradicional acto de fe que se repite desde hace cuatro siglos y que es el eje de la Cuaresma oriolana. El páter Satorre calcula que más de 13.000 personas acudieron ayer.

Existen documentos de 1725 que ya datan peticiones al Ayuntamiento para que diera su autorización a realizar una serie de recaudaciones relativas al besapie y a otros actos cuaresmales, por ello no es de extrañar que el acto religioso que ayer se celebró en Orihuela sea uno de los más antiguos de España de estas características, incluso, mucho más que algunos más conocidos y hoy en día más populares, como el del Cristo de Medinaceli, en Madrid, que data del siglo XIX.

Ayer, una vez más, se repitió esta tradición de fe y devoción en la que tomaron parte más de 13.000 personas –la cifra es difícil de calcular pero al mediodía habían pasado más de 6.000 y por la tarde es el momento de las familias y de los escolares–, en una jornada de especial alegría para la Iglesia, recordaba el páter Satorre. La cola que se va formando en el exterior del templo de las Santas Justa y Rufina, a la cual fue trasladada la imagen en romería hace ocho días «El Abuelo», como popularmente se conoce a la talla del pilareño José Sánchez Lozano desde su convento franciscano y al que volverá mañana en procesión (tras la homilía de las 17 horas), es un buen momento para que madres y padres, abuelos y abuelas, transmitan a los más pequeños en qué consiste la tradición. No sólo hay en la cola vecinos de Orihuela, sino de otros rincones de la Vega Baja; muchos, porque ya no viven aquí, otros porque quieren conocerlo y participar de él.

El rito para el cual los fieles aguardan pacientemente media hora cuenta con el respaldo de voluntarias que se encargan tanto de limpiar con una toallita los pies de la talla después de cada beso y del reparto de unas estampillas de la imagen como recuerdo que muchas personas guardarán con celo hasta el año próximo. El besapie es una postración al nazareno camino de la cruz y con esta a cuestas que se realiza a mitad de la Cuaresma porque forma parte de la preparación de los cristianos para la semana de Pasión.

En 1613 llegó a Orihuela la primera imagen del nazareno, cuentan que lo hizo por la vereda del río desde Murcia y fue recibida en la misma iglesia en la que se encuentra estos días, lo que relaciona el hecho de que el acto que ayer tuvo lugar se siga celebrando en el primer templo que la cobijó en el municipio hace algo más de cuatro siglos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine