Orihuela

Moros y Cristianos votarán en La Lonja si se amplía el número de las comparsas

La Asociación de Fiestas comienza a notificar a 2.400 festeros la asamblea para la modificación de los estatutos

11.02.2016 | 02:45
Imagen de las fiestas de Moros y Cristianos de Orihuela.

La familia festera oriolana ha comenzado a ser convocada por carta para votar el día 21 de febrero, a partir de las 10.30 horas –en primera convocatoria y a las 11 horas en segunda-, una modificación de los estatutos que permitiría ampliar el número de comparsas por cada bando, Moro y Cristiano, que está en diez. Este mismo asunto ya se votó el 7 de junio de 2015 con un aplastante «no» (74% de los sufragios) y, aunque el presidente, Manuel Antonio García Alcocer, asumió aquel día que la mayoría de festeros de Orihuela no lo quería, logró sacar adelante el pasado 21 de diciembre un acuerdo de su junta directiva para volver a plantearlo antes de fiestas, habida cuenta del interés de los Muyahidines –que están integrados por la Asociación Cultural Moros Beduinos– de integrarse en las fiestas; de hecho, ya participaron en el Medio Año. La normalidad con la que transcurrieron los actos es lo que ha decidido a la junta a hacer un nuevo intento.

La asamblea extraordinaria se traslada de la sede de los Moros y Cristianos al Auditorio de La Lonja después de que la votación de junio, en contra de lo que se pensaba a priori, tuviera mucho interés y desbordara cualquier previsión con largas colas. De hecho, algo más de 560 festeros acudieron aquel día y muchos pasaron prácticamente el resto de la mañana a las puertas de la sede esperando conocer el resultado de la votación.

Algunas fuentes apuntan a que existe un compromiso de la Asociación Festera de cerrar la herida que se abrió cuando los Moros Beduinos se partieron en dos y acabaron en los juzgados, decantándose la junta directiva por respaldar a un bando. El otro –la Asociación Cultural– penó durante seis años en una larga travesía del desierto en el que no faltaron los incidentes (se intentó que no tuvieran un recinto de fiestas, incluso por el anterior equipo de gobierno– y el asunto terminó con varios escritos ante el equipo de gobierno donde se ponía en duda la legalidad de las subvenciones que recibía la familia festera.

El objetivo ahora pasa por una integración. El presidente, que entonces aseguró que la decisión estaba tomada y que a estos no les quedaría otra que integrarse en cualquier comparsa, acaba su mandato este año y probablemente lo que pase dentro de dos domingos será decisivo para conocer si se presenta o no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine