19 de enero de 2016
19.01.2016
Orihuela

Volver a empezar

El tramo del Cinturón de la Sierra de la calle Arriba es otra vez un estercolero meses después de una limpieza

20.01.2016 | 00:38
Volver a empezar

Falta de mantenimiento. El Cinturón de la Sierra, inaugurado a finales de la anterior legislatura, presenta un estado de abandono con basura acumulada durante todo su recorrido. Juguetes, mesas y sillas inservibles e incluso ollas se esparcen por doquier desluciendo la imagen del entorno, pese a que durante el taller de empleo que creó el sendero se procedió a una profunda limpieza del monte oriolano.

Prometía ser un trazado que invitara al senderismo y a visitar el encanto de la sierra oriolana de una forma diferente, pero la falta de mantenimiento y el abandono municipal, junto con la falta de civismo, lo ha convertido en un espacio donde la basura, los restos de muebles y otros enseres se acumulan. Poco más de seis meses después de que se inaugurara el cinturón de la Sierra, en los alrededores de la casa de Miguel Hernández y el entorno de la Calle Arriba, el PSOE denuncia el estado de abandono, del que acusa al equipo de gobierno, en este enclave construido como fruto de un taller de empleo cuyo proyecto inicial contemplaba realizar un cinturón transitable a lo largo de la Sierra.

Un proyecto que no puso culminarse en su totalidad, según reconoce el exedil de Infraestructuras Víctor Ruiz (PSOE), «porque nos tiramos mucho más tiempo del que esperábamos sacando basura y eso impidió que diera tiempo a completar el sendero». Por eso, el hecho de que hoy esta basura que tanto costó sacar en su día vuelva al entorno de la Sierra de Orihuela «es indignante y una muestra del nulo mantenimiento que ha tenido la zona desde su inauguración».

Durante el recorrido por la totalidad del trazado, ollas, sillas y mesas de plástico destrozadas, juguetes inservibles y hasta botellas de butano vacías se acumulan a lo largo y ancho del sendero, a veces hasta incluso dificultando el camino, sin que hayan sido retirados.

Los pequeños espacios que quedan en ambos lados del camino están repletos de malas hierbas «algo que en principio podría ser normal, pues las únicas plantaciones que se han realizado son las que instalaron los vecinos, pues no están dotadas de sistemas de riego, pero lo que no es normal es que entre los matorrales se acumule la basura sin que nadie la retire», critica Ruiz.

El hecho de que esta basura se encuentre por todo el recorrido, como pudo comprobar este diario, y no solamente concentrada en algunos puntos, «no es más que un símbolo más de dejadez», por lo que desde el PSOE piden un mayor cuidado e inversión y limpieza para que esta mítica zona del barrio de Orihuela no quede en el olvido y pierda uno de los espacios creados para bordear y disfrutar la sierra oriolana en el casco urbano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine