Una sentencia sobre Cox sirve al TSJ para tumbar el plan del PP para abrir macroincineradoras

Ecologistas en Acción destaca que se vuelve a aplicar la doctrina de que el Consell es quien debe fijar los criterios para localizar las instalaciones

14.01.2016 | 00:45
Imagen de una protesta en Cox contra la planta.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat ha utilizado una sentencia sobre Cox, que sirvió para paralizar la instalación de una planta de tratamiento de basura en su municipio, como argumento para tumbar parcialmente el Plan Integral de Residuos (PRI) que aprobó el Consell en 2013 con su apuesta por las macroincineradoras, dijo ayer Ecologistas en Acción en un comunicado en el que hace referencia a ambas resoluciones.

Pese a que la resolución sobre Cox está recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, el TSJ vuelve a resolver en el mismo sentido y las da por buenas en aras de los principios de igualdad, seguridad jurídica y unidad de doctrina. Aquel recurso contra la ubicación de la planta se fundamentaba, entre otros extremos, en que esta no se había fijado siguiendo los criterios del Consell para «el emplazamiento de las estructuras de tratamiento de basuras»; es decir, que fue la UTE Cespa-Ortiz la que la designó sin tenerlos en cuenta. El Ayuntamiento además blindó el municipio contra cualquier proyecto de similares características.

La sentencia tiene un enorme valor para los ecologistas y pone cortapisas a la actuación de la Administración para cualquier proyecto medioambientalmente discutible, como sería el caso del plan de incineradoras. Ecologistas en Acción considera que el nuevo Consell tiene que fijar en el menor tiempo posible un nuevo Plan Integral de Residuos para la Comunitat, con nuevos objetivos y siguiendo las directrices de la UE sobre reciclaje y recuperación de materiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine