Torrevieja contempla el desembarco real

Dos niñas someten a los Reyes a un cuestionario sorpresa: a qué se dedican el resto del año, si tienen familia...

06.01.2016 | 09:00
Torrevieja contempla el desembarco real
Torrevieja contempla el desembarco real

Torrevieja. Sus Majestades de Oriente llegaron por mar a Torrevieja para participar en la tradicional Cabalgata. Cientos de niños aguardaron impacientes y con una sonrisa de oreja a oreja a Melchor, Gaspar y Baltasar en el puerto marítimo, que llegaron acompañados de su cortejo real y con los sacos cargados de juguetes.

Y es que la Ciudad de la Sal es quizá el lugar donde más temprano se reparten los regalos, porque cuando termina el espectáculo y los pequeños regresan a sus hogares se encuentran con la sorpresa de que los Reyes ya han estado allí para dejarles sus presentes. Nada más bajar del barco que la familia Tabardo presta cada año para la ocasión, y tras saludar a pequeños y mayores, los Reyes fueron recibidos por dos niñas que tuvieron el privilegio de pasar un rato junto a ellos. Fueron Rosana Gutiérrez, de 10 años, y Paula Aniorte, de 8 años, quienes resultaron ganadoras del concurso literario organizado por los centros de enseñanza. Las pequeñas tuvieron la oportunidad de leer sus trabajos a Sus Majestades y preguntarles, a micrófono, abierto cuestiones tan graciosas como si tienen familia, qué les gusta comer o a qué se dedican el resto del año o una vez que termina el reparto de juguetes.

Acabado el recibimiento con banda de música incluida, los magos iniciaron el recorrido hasta llegar a las carrozas en las que realizaron el desfile, en las que destacaban tres grandes camellos, pero no reales, porque en esta ocasión Fiestas ha decidido prescindir del uso de animales vivos. Iniciado el desfile fueron decenas de torrevejenses los que participaron de forma activa protagonizando distintos bailes y coreografías que comenzaron con el clásico «All I want for Christmas is you». Hubo un grupo de animadores cantando villancicos, grupos de percusión y batucada, malabaristas con un espectáculo de fuego y una carroza de la agrupación de feriantes de Torrevieja.

Se puede decir que fue una de las Cabalgatas más abiertas a la participación porque este año Ayuntamiento habilitó un procedimiento abierto para que todo aquel que quisiera pudiera desfilar junto a Melchor, Gaspar y un Baltasar que esta vez precisó de algún tipo de tinte oscuro para poder caracterizarse. La Cabalgata siguió por las calles Ramón y Cajal, Zoa y Ramón Gallud hasta la plaza de la Constitución. En el templo arciprestal de la Inmaculada, como es tradicional, todos participaron en la adoración al niño Jesús.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine