Los populares repuntan en todos los municipios de la Vega Baja en los que fue desalojado en mayo

El respaldo se mantiene por encima del 35% aunque con caídas de hasta 30 puntos con respecto a 2011

22.12.2015 | 01:52

El bipartidismo solo se resquebraja en la Vega Baja. El PP ha mantenido su porcentaje de voto por encima del 35% e incluso del 40% en la mayoría de municipios medianos y pequeños de la comarca de la Vega Baja de más de 15.000 vecinos en contraste con los resultados de la formación en toda la Comunidad Valenciana en los que a duras penas ha superado el 30% de respaldo en el cómputo total. Es el caso de Callosa de Segura (43,62% frente al 65,53 de 2011), Almoradí (38,44%), Pilar de la Horadada (43,96%) o Guardamar del Segura (39%). En todas gobiernan ahora coaliciones de varios partidos liderados por el PSOE. Menos fortaleza han demostrado las siglas del PP en Rojales donde la pugna con el PSOE sigue siendo la clásica del bipartidismo y solo obtuvo 90 votos más que los socialistas y un 35% del respaldo. Estos resultados son, en algunos casos, algo mejores que en las municipales de mayo pero están a años luz de los obtenidos por el PP en 2011, que de granero de votos de esta formación en la Vega Baja ha pasado a mantener el tipo mejor que en otras zonas de la Comunidad. Por ejemplo, en 2011 la candidatura de Rajoy logró un 72% del voto en Pilar de la Horadada. Ha perdido casi treinta puntos porcentuales de apoyo y dos mil votos. Otra singularidad, frente a la tendencia que se aprecia en el resto de la Comunidad, es que el PSOE mantiene el segundo lugar –a excepción de Torrevieja– en la mayoría de los 27 municipios de la comarca y que Compromís y Ciudadanos se van alternando, según el municipio, en tercer y cuarto puesto.

Ciudadanos es tercera fuerza en Almoradí, y en Pilar de la Horadada –la formación nacionalista con Podemos ha logrado un 11% de los votos en esta ciudad, la tercera en habitantes de la Vega Baja, con 20.000 vecinos, y en el límite sur de Alicante con la Región de Murcia–. Si se extrapolaran los resultados a las municipales el PSOE pilareño lo tendría muy difícil. En Callosa la formación naranja, creada como agrupación local hace solo unos meses se ha quedado a diez votos de superar a Podemos con el 13% de los votos.

Peso del alcalde

Izquierda Unida se hunde y solo mantendría representación, en caso de celebrarse elecciones municipales, en Almoradí y Callosa de Segura con un exiguo cinco por ciento de los votos. Trasladar los resultados de las generales a las municipales no es efectivo en la mayoría de estos municipios donde pesa y mucho la figura personal del alcalde de turno y que han mantenido el puesto, elección tras elección, al margen del resultado de las generales. Es el caso de Los Montesinos o del propio municipio de Pilar de la Horadada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine