Torrevieja reclama un suelo que se cedió 50 años para un colegio privado sin homologar

El alcalde en 1992, Pedro Hernández Mateo, entregó 6.000 metros cuadrados para un proyecto que fracasó y el terreno acabó embargado por un banco

03.12.2015 | 09:50
Torrevieja reclama un suelo que se cedió 50 años para un colegio privado sin homologar

El recinto junto a «Mar Azul» es desde hace dos décadas un foco de quejas por los escombros y basuras.

El Ayuntamiento de Torrevieja ha ordenado a sus servicios jurídicos que inicie el procedimiento para recuperar para el patrimonio municipal 6.000 metros cuadrados que cedió a unos particulares en 1992, siendo alcalde Pedro Hernández Mateo, para construir una escuela privada noruega en la urbanización Mar Azul. El proyecto resultó un fracaso total, con denuncias por estafa y el traspaso de la cesión por 50 años al Banco Santander. La parcela está en estos momentos abandonada. Puerta principal abierta, escombros, basuras y maleza han tomado este espacio que es una fuente continua de quejas vecinales de los residentes de «La Veleta» y «Mar Azul», al sur del casco urbano.

El alcalde, José Manuel Dolón (Los Verdes), anunció ayer que el argumento principal para reclamar que el solar vuelva a ser municipal –algo que no sucedería si no se reclama hasta 2042– es el incumplimiento del acuerdo por el que se cedió para poner en marcha esa actividad. Las instalaciones apenas llegaron a funcionar unos meses, con estudios no homologados por el Ministerio de Educación y muchos problemas. Además, a finales de los noventa la finca y los locales sufrieron un incendio.

El primer edil explicó ayer que el Partido Popular «vendió» esta escuela como su «proyecto estrella de los 90» y se le otorgó una concesión por 50 años a un matrimonio para poner en marcha la actividad a cambio de una cantidad «irrisoria» pero «la operación resultó un fraude y un fiasco que ha derivado en deudas con la Hacienda, la Seguridad Social, los trabajadores, el propio Ayuntamiento y, seguramente, con los proveedores». La idea era servir a la comunidad escandinava de la zona y a otros alumnos bajo el reclamo de una educación de calidad bilingüe.

Con el paso de los años el solar en el que se alzaba el edificio ha quedado «desprovisto de todo tipo de protección, ya no hay puerta en la valla que lo rodea y en consecuencia se ha convertido en un punto de suciedad en el que se arrojan escombros», según indicó ayer en rueda de prensa el alcalde. Este añadió que «genera quejas de los vecinos y de los administradores de fincas de los edificios cercanos en las que piden al Ayuntamiento una solución».

Inseguridad
El equipo de gobierno indicó que también se han producido denuncias en la Policía debido a que a través de ese espacio se puede acceder a los bloques colindantes, de una zona residencial situada junto a la primera línea de costa. Dolón no desaprovechó la ocasión, como ha hecho cada vez que se ha referido a cuestiones no resueltas en anteriores mandatos, para arremeter contra la gestión del PP en este asunto: «Es una indecencia que se haya mantenido esta situación durante casi 23 años, nos corresponde a nosotros dar solución a este asunto, recuperar el solar para que se le dé el uso para el que se proyectó en su día o exigir a su propietario, que en este caso creemos que es la entidad bancaria que hipotecó el terreno a los concesionarios, que lo limpie, lo adecente, lo cierre y realice el mantenimiento al que está obligado por ley».

En su comparecencia dejó claro que el Ayuntamiento no tiene intención de realizar desembolso económico para recuperarlo, «está claro que no se está cumpliendo el contrato de cesión ni el fin para el que estaba destinado este solar». El alcalde también advirtió que las reclamaciones al banco con expedientes de infracción para que se cumplan las ordenanzas de vallado, cierre del solar y limpieza van a ser constantes desde este momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine