El polígono de Rafal languidece entre escombros

Toneladas de basura se acumulan en parcelas del espacio industrial desde hace años sin que nadie lo remedie

28.11.2015 | 01:44
Escombros y basura de todo tipo se amontona en varias parcelas del polígono de Rafal.

La oposición del PP exige un plan integral de limpieza urgente y más vigilancia.

Buena parte del polígono industrial de Rafal está sumido en la más absoluta decadencia. Las parcelas desocupadas  presentan un aspecto lamentable con toneladas de basura esparcida, especialmente escombros. Se trata de un problema que, lejos de solucionarse, ha ido en aumento durante los últimos años mientras el Ayuntamiento, presidido por el socialista Manuel Pineda, mira hacia otro lado. Eso al menos es lo que piensa la oposición del Partido Popular, que considera que este espacio está olvidado y su imagen lo condena a ser una zona nada atractiva para atraer a nuevos inversores dispuestos a implementar aquí sus empresas. Es por eso que piden un plan de choque de limpieza para adecentar el polígono y que se aumente la vigilancia para que no se repita la misma situación en un futuro. 

Escombros, electrodomésticos, muebles destartalados, botellas de vidrio, plásticos... la lista de elementos dispersados por algunas de esas parcelas es interminable. Todo ello junto a carteles que advierten de que está «prohibido tirar ruina bajo multa». Evidentemente, de nada han servido. Es más, todo apunta a que la acumulación de estos residuos parece haber creado un efecto llamada y cada vez son más los individuos que optan por verter aquí los desechos de una comarca en la que los ecoparques brillan por su ausencia en gran parte de los municipios. 

La edil popular Encarnita Fernández considera que lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es poner en marcha un protocolo de limpieza en esta zona obligando a los propietarios de las parcelas a su mantenimiento. En este sentido, apunta que el equipo de gobierno se escuda en que esas zonas son privadas y no corresponde al servicio municipal de limpieza su conservación, un argumento que al PP no le sirve dado que el consistorio puede requerir a los dueños que lo limpien y, en caso de incumplimiento, actuar de oficio para luego girarles el coste. 

Además de este vertedero ilegal, buena parte del polígono evidencia una falta de mantenimiento con hierbas y matorrales que crecen sin control por la acera y junto a la calzada, que sí pertenecen al municipio, sin que desde el consistorio se ponga remedio. Para los populares el problema de la limpieza y cuidados no sólo se encuentra en el polígono, sino también en buena parte de los espacios verdes de la localidad o en la zona del sector sur, donde varios cuadros eléctricos se encuentran literalmente por el suelo, con el peligro que eso supone. «No son parques, son estercoleros», critica el PP. 

Poca atención
Según valora la oposición, el equipo de gobierno que preside Pineda no está prestando al municipio toda la atención que debería dado que sus integrantes acumulan otros cargos institucionales y empleos que les impiden dedicar a la gestión municipal la atención que precisa. Empezando por el alcalde, que es además diputado autonómico, presidente del Consorcio de las basuras o secretario general del PSOE. «Evidentemente tiene que repartir sus horas de trabajo entre todos esos cargos, y el resultado es que no presta al municipio el tiempo que necesita». El PP señala que esa falta de dedicación se evidencia con hechos como el ocurrido durante el último pleno, cuando se aprobó una modificación presupuestaria con una partida de algo más de 56.000 euros porque, en su momento, «se les olvidó dotar fondos para la parte correspondiente a un proyecto del Plan de obras y servicios». 

«Esta improvisación evidencia que Pineda no está centrado en el municipio, y sí ocupado en como ascender en su partido. Rafal necesita una dedicación máxima para no perder el tren del progreso. Y su alcalde no está ofreciendo esa dedicación», afirma la portavoz del PP de Rafal, Loli Navarro.

Los populares indican que al problema de la falta de trabajo se unen las trabas que ellos vienen sufriendo para poder realizar una correcta fiscalización de la acción del gobierno. A este respecto, critican que el regidor sólo les autoriza a consultar documentos durante una hora a la semana, siendo los viernes de 14 a 15 horas. Aunque han pedido poder cambiar ese horario debido a que no lo pueden hacer compatible con sus trabajos, por ahora no han obtenido respuesta. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine