De edil en Cox a enfermero en África

El concejal Paco Cámara participa en un proyecto solidario en Togo con la ONG «Azul en acción»

18.11.2015 | 01:08
De edil en Cox a enfermero en África

«Devolverle la vista a una persona africana con una vida muy difícil es ayudarle a superar una dependencia, es darle una nueva oportunidad. Algunos de los operados por cataratas al día siguiente de la intervención empiezan a ver luz y claridad y las muestras de agradecimiento son infinitas. Participar en este proyecto es una experiencia que sin duda te cambia la vida, te hace ver las cosas de otra manera y conocer a personas que luchan por la supervivencia porque carecen de las atenciones más básicas». Así relata el concejal de Cox Paco Cámara, enfermero de profesión, su vivencia como cooperante de la ONG «Azul en Acción», que acaba de realizar un trabajo de 2.885 consultas oftalmológicas con revisiones oculares en el país africano de Togo, donde en cinco días se han realizado hasta 120 intervenciones de cataratas.

Su viaje desde Cox hasta la República Togolesa fue largo y durante más de 30 horas recorrió cientos de kilómetros en coche, avión y furgoneta para llegar a un destino que lo dejó impactado por las condiciones de pobreza en la que se vive. Es el Tercer Mundo. El equipo de 18 voluntarios de «Azul en acción», formado por un grupo de oftalmólogos y enfermeros procedentes de distintas partes de España se puso manos a la obra a las pocas horas de llegar.«Sabíamos que cuanta más gente se pudiera atender y operar más gente se beneficiaba de nuestros servicios».

Largos viajes

El centro de operaciones se estableció en una ciudad ubicada al norte Togo llamada Kara y muchos de los pacientes llegaban desde otros puntos lejanos tras largos viajes. «Buena parte de ellos, tras la intervención, dormían en un colchón bajo una carpa para esperar a la revisión del día siguiente. Aun así no se quejaban de nada y todo era darnos las gracias», prosigue el concejal. En total, han sido 2.885 consultas oftalmológicas realizadas en apenas cinco días en las que Cámara ha participado como enfermero de quirófano en las operaciones de cataratas.

«Empiezas a comprender cuando llegas allí el por qué arriesgan su vida y se meten en una patera para venir a Europa. Los servicios son casi inexistentes, hay mucha necesidad, la sanidad es privada y la población general apenas tiene acceso. En todo el país hay sólo cuatro oftalmólogos, por lo que acceder a una operación de cataratas es prácticamente imposible», prosigue Cámara.

Aunque durante su estancia allí no ha visto malnutrición aparente, si destaca que «hay mucha pobreza y condiciones muy precarias en vivienda, educación o sanidad.

«Es una experiencia que te cambia la vida. Si puedo al año que viene repetiré. Uno se da cuenta de que aquí nos preocupamos mucho por cosas superficiales cuando allí se lucha por lo más básico. El trabajo que ha hecho 'Azul en acción' allí es muy grande. Poder devolver la vista a personas necesitadas es una gran labor que se realiza desde esta ONG. Yo sólo he sido un voluntario, el gran trabajo lo hace esta organización humanitaria».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine