Torrevieja

Todos a una por los libros de texto

El gobierno pentapartito y la oposición acuerdan adherirse al plan de gratuidad del Consell

15.11.2015 | 01:39
A la derecha, la interventora y la secretaria, en en el centro el alcalde y ediles del gobierno y a la izquierda los ediles del PP, alzan la mano. FOTO JOAQUÍN CARRIÓN

El proyecto pretende sufragar hasta 200 euros de gasto en material por alumno.

Unanimidad. Esa es la palabra que define el pleno extraordinario y urgente de ayer aunque no era lo que estaba previsto. La sesión aprobó con todos los votos favorables de los cinco grupos que forman el gobierno, los del PP y de Ciudadanos, adherirse al programa de financiación de libros de texto de la Generalitat, y levantar el informe de reparo que la intervención había emitido en un documento que cuestiona aspectos legales de la orden del Consell que regula la medida. El acuerdo, el primero de relevancia en cinco meses del mandato que se adopta por unanimidad de todos los grupos, llegó cuando el PP propuso, por sorpresa –dado que votó en contra de la urgencia de la sesión– modificar el punto e incluir algunos condicionantes a la aprobación, como han hecho otros municipios, que, en su opinión, dan mayor seguridad legal a la aplicación final del programa en Torrevieja. La sesión se inició a las once. A la una estaba prevista una boda en el salón plenario. Poco antes de que de que llegara la hora prevista de la celebración fue cuando el portavoz adjunto del PP Albaladejo propuso el cambio. El alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes) mató dos pájaros de un tiro. Hizo el receso para que se celebrara el acto y al tiempo los portavoces, con la supervisión de la interventora, se reunieron para cuajar el acuerdo.

Todos los grupos salen ganando. El gobierno local –PSOE, Los Verdes, Sueña Torrevieja, APTCe e IU– dejando claro que, a su juicio, no habrá más problemas legales a la hora de aplicar el programa que la interpretación que le han dado los interventores a la orden de la Generalitat. También haciendo ver que tienen cintura para llegar a acuerdos con una oposición que es mayoritaria. El PP adhiriéndose a la gratuidad y evitando la imagen de rechazo a un proyecto que su portavoz y diputado provincial Eduardo Dolón había respaldado un día antes –sin informes de reparo– en la Diputación; y Ciudadanos alejando una evidente sombra de la división en sus propias filas.

Pero antes del acuerdo hubo un debate que no hacía presagiar el consenso. El edil de Contratación, Hacienda y Educación José Hurtado acusó al portavoz del PP Joaquín Albaladejo de haber estado sembrando la duda y la confusión sobre este asunto «con malabares seudojurídicos».

Cabeza
A su vez el PP aseguraba que con la propuesta, tal y como estaba planteada, existía el riesgo de que intervención también pusiera reparo al pago de cada una de las ayudas una vez aprobadas –algo que la interventora negaba con la cabeza–. Algo que hizo cambiar la actitud y el tono de Albaladejo. Tanto Pablo Samper (Sueña Torrevieja) como Víctor Ferrández (Izquierda Unida) defendieron su carácter social, y en el caso de Samper recordando gastos de gobierno del PP de Torrevieja como el del ruinoso balneario de lodos.

Más de 7.000 alumnos de Torrevieja podrían verse beneficiados por la decisión con una partida de 1.471.000 euros, de los que casi medio millón los aporta el Ayuntamiento y el resto la Diputación y la Generalitat. La medida, impulsada por el Consell, permitirá sufragar hasta 200 euros del abono de los libros que cada alumno justifique de este curso, para luego ceder el material a un banco de libros. Otra cosa será la aplicación «sobre el terreno» de la medida, con problemas técnicos como cuantificar sus beneficiarios o una tramitación que choca con un ayuntamiento sometido a importantes restricciones de personal. Fue una unanimidad tan poco habitual que algunos ediles terminaron aplaudiendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine