La falsificación de pasaportes crece por la crisis y el precio cae desde los 3.000 a 400 euros

Un experto forma a treinta agentes de Policía y Guardia Civil en detección de identidades falsas

31.10.2015 | 01:55
Los participantes en el curso emplearon instrumentos para detectar las falsificaciones.

Los documentos falsificados están aumentando por la movilidad de personas en la UE.

La crisis económica y el aumento de la movilidad de personas en el entorno de la Unión Europea ha incrementado la falsificación de documentos como pasaportes o permisos de conducir que son utilizados para cometer delitos o para iniciar una nueva vida bajo una identidad falsa con la pretensión de eludir las causas pendientes con la justicia. En el mercado negro se pueden conseguir hoy falsificaciones por tan sólo 400 euros cuando hasta hace unos años podían costar hasta 3.000 euros. Las fuerzas de seguridad tienen muy presente este hecho y los agentes se están especializando en detectar este fraude mediante cursos como el que se impartió ayer en Rafal, en el que se abordaron técnicas para descubrir falsificaciones documentales.

La formación corrió a cargo de Alex Andrés Sanchiz, agente de la Policia Local de Elda y experto en documentoscopia y pericia judicial, quien explicó que no existen estadísticas oficiales pero sí se puede decir que se han incrementado las falsificaciones. Así, apuntó que el delito que se comete no es sólo la falsificación documental, sino que en muchas ocasiones se utilizan para realizar estafas, contratar servicios de forma fraudulenta, usurpar el estado civil o intentar esconder órdenes de ingreso en prisión u otras causas por los que ya estan siendo buscados. El mismo destacó que aunque las falsificaciones son cada vez más sofisticadas, existen técnicas para que los agentes puedan detectarlas y que las fuerzas de seguridad mantienen en secreto. Al curso asistió igualmente el jefe de la Policía Local de Rafal, Cristian Cañizares, quien corroboró que en la zona se detectan sobre todo permisos de conducir falsificados y destacó la importancia de estos cursos formativos teniendo en cuenta que hoy conviven ciudadanos de múltiples nacionalidades y no es fácil detectar falsificaciones cuando los documentos han sido expedidos en diferentes países. El presidente de la Orden de Caballeros de San Cristóbal, Antonio Marín, dijo que retirar esas documentaciones fraudulentas es vital para evitar delitos y estafas futuras, de ahí que la organización que preside apuesta por esta formación y, en este caso, agrade al alcalde de Rafal, Manuel Pineda, ceder instalaciones para poder impartir el curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine