21 de octubre de 2015
21.10.2015
OPINIÓN

Carta abierta a Manuel Pineda

21.10.2015 | 07:15
Carta abierta a Manuel Pineda

En declaraciones realizadas a los medios de comunicación, el señor Pineda, recientemente elegido

presidente del Consorcio zonal de la Vega Baja, manifestaba, de alguna manera, sus deseos de que la solución al grave problema de las basuras en la comarca quedara fuera de la lucha partidista y se tratara con la altura de miras que necesita una cuestión social de este calado, que afecta a toda la ciudadanía del Bajo Segura, con independencia de sus preferencias políticas.

En Izquierda Unida no podemos estar más de acuerdo con esta forma de encarar el tema pues, será necesario el concurso de todos para convencer a la ciudadanía de que hay soluciones que no atentan contra su bienestar, que se necesita su cooperación activa para reducir, reciclar y reutilizar la mayor parte de los desechos que originamos y para cambiar la posición de rechazo, bastante generalizada entre la población, de cualquier cosa que huela a basura.

Sin embargo, cuando vemos que el plenario del Consorcio, en el que están representados todos los ayuntamientos de la comarca, sólo se reunirá un par de veces al año, según declaraciones de su presidente; que será una comisión del mismo la que se reunirá con más frecuencia para hacer el trabajo que la puesta en marcha de un proyecto de esta naturaleza exige; y que en ella no están presentes todas las fuerzas políticas a las que la ciudadanía de la Vega les ha dado representación municipal, pensamos que no se ha empezado con buen pie.

No entendemos cómo, desde la presidencia del Consorcio, se hace un llamamiento a aunar esfuerzos y al mismo tiempo se deja fuera de la comisión a un grupo que, como Izquierda Unida, está presente en un gran número de ayuntamientos de la comarca, formando parte del gobierno municipal en algunos de ellos, como socios, entre otros, del PSOE, partido al que pertenece el presidente. Creemos, Sr. Pineda, que ha cometido un error y que todavía está a tiempo de subsanarlo, haciendo, al mismo tiempo, visible ante la ciudadanía que se están cambiando las formas de hacer política y que la participación, que con seguridad todos llevábamos en nuestros programas electorales, es algo más que una palabra, que tiene contenido, que creemos en ella y que lo demostramos con las decisiones que tomamos.

Desde Izquierda Unida creemos que, con independencia de que las decisiones las tomen los políticos, hay que arbitrar un mecanismo para que las plataformas ciudadanas de la comarca puedan hacer oír su voz en el organismo que se va a ocupar del tratamiento de nuestras basuras. Las razones son obvias, ya que, durante bastantes años, estas plataformas han tenido un papel fundamental en la lucha contra las chapuzas e ilegalidades cometidas por gente que lo único que les interesaba era su propio bolsillo, han acumulado importantes conocimientos sobre el tema y tienen propuestas concretas sobre las soluciones que se podrían dar al mismo. Sería, a nuestro modo de ver, la demostración palpable de que la participación y la transparencia han entrado a formar parte de nuestra vida política y ciudadana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine