La Guardia Civil investiga la muerte por disparos de un búho real en Benejúzar

Vecinos reclaman vigilar la actividad de caza por el peligro que supone para los excursionistas o los ciclistas

21.10.2015 | 00:42
La Guardia Civil investiga la muerte por disparos de un búho real en Benejúzar

La Guardia Civil investiga el abatimiento a tiros de un búho real de gran tamaño en el campo de Benejúzar, una zona de monte, con pinares, cultivos y matorral, atravesada por caminos públicos. Los agentes han determinado que el ave protegida, que tiene en el sur de la provincia su área de dispersión y anidamiento más importante de Europa, fue tiroteada con arma del calibre 22, poco habitual en las prácticas de caza. No es es habitual que el búho real sea objetivo de cazadores. Se trata de una especie protegida y su caza es ilegal. El animal fue hallado por vecinos de Benejúzar muy cerca de los caminos públicos que utilizan para pasear con frecuencia, a unos cientos de metros del casco urbano.

En el caso de que se determinara que quien ha apretado el gatillo es miembro del coto de caza autorizado en el campo de Benejúzar éste podría cerrarse. Algunos cazadores consideran estas grandes aves como competidoras, ya que son grandes depredadoras de perdices y, en especial, conejos. Un cambio de Código Penal considera ahora el abatimiento de un ave amenazada como un delito y no como infracción administrativa.

Indignación
El hallazgo ha desatado la indignación que ya arrastran vecinos de Benejúzar, amantes de estes espacio natural de su municipio y que pasean a pie o en bicicleta por los caminos públicos, por la actividad supuestamente si control de los cazadores, también vecinos del municipio.

Algunos de ellos han trasladado la queja ante el Ayuntamiento al no sentirse tranquilos mientras pasean y escuchan constantemente las detonaciones de la escopetas. Esta sierra es muy popular entre los practicantes de bicicleta de montaña, no solo de Benejúzar, también de Torrevieja,Orihuela y el resto de la comarca. Los ciclistas penetran en algunas ocasiones en vías rurales que no son públicas, aunque tampoco están señalizadas. Incluso han denunciado la presencia de trampas para impedir el paso de ciclistas y la caída de uno de ellos que produjo lesiones de consideración en una pierna. El coto de caza autorizado está regulado supuestamente a través de un acuerdo con el Ayuntamiento de Benejúzar del que no se conocen los detalles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine