Orihuela

Vecinos de la costa critican la acumulación de algas en el litoral durante todo el puente

La edil de Costas achaca la situación al temporal y recuerda que «las playas no son piscinas»

13.10.2015 | 03:17

La Federación de Asociaciones de Orihuela Costa pidió hace dos semanas que se limpiasen las playas de cara al periodo festivo y denuncian los olores y la mala imagen a los visitantes

La Federación de Asociaciones de Orihuela Costa (FAOC)denunció ayer «la acumulación de algas y la falta de limpieza y retirada» de las mismas de cara al puente festivo en el que «una vez más, se han llenado de visitantes», aseguró ayer a este diario Tomás Moreno, portavoz de la Federación. Moreno añadió que «registramos una petición en el Ayuntamiento el pasado 24 de septiembre pidiendo la limpieza de cara al puente, pues ya entonces estaban llenas de algas; dos días antes de que empezaran los días de fiestas, lo volvimos a hacer, también sin respuesta».

La edil de Playas, Sofía Álvarez (PP), apuntó ayer que la situación responde «a las consecuencias del temporal, ya no es temporada alta, el viento de levante de las últimas semanas ha arrastrado la Posidonia a las playas y formas parte de la naturaleza. Las playas no son piscinas». Y es que «la situación no se repite solamente en Orihuela, están todas igual, fruto del temporal». Por tanto, la edil apuntó a que «no las vamos a retirar pues su presencia también es importante para regenerar la arena». «Entendemos y agradecemos siempre los apuntes de todos los vecinos y colectivos, pero en este caso hay que entender que se trata de algo completamente natural», concluyó la edil.

Sin embargo, desde la FAOC apuntaron que «entendemos que haya que regenerar la arena, pero en estas fechas señaladas, con gran afluencia de turistas podría haberse retirado en una pequeña parte de la playa, porque en La Glea, Aguamarina o Barranco Rubio es imposible hasta pasear, ya no se trata solo de que no se pueda extender la toalla», aseguró Moreno.

Otra de las quejas de los vecinos radica en «los malos olores que se originan al estar expuestas al sol y al calor de los últimos días», por lo que aseguran que la limpieza es necesaria ya no solo por las molestias para los usuarios que, aun en invierno, transitan por la playa, sino por «problemas de salubridad que pueden generar». No en vano, playas como La Zenia o Campoamor cuentan con chiringuitos durante los 365 días del año precisamente por la alta afluencia de residentes y turistas aun en temporada baja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine