Gran atasco para comprar en Murcia

La A-7 registró hasta 27 kilómetros de retenciones y congestión de tráfico entre Orihuela y Elche por el éxodo alicantino para ir a Ikea

11.10.2015 | 10:43
Gran atasco para comprar en Murcia
Gran atasco para comprar en Murcia

Los centros comerciales de la Vega Baja, los bares y los paseos marítimos concentraron gran afluencia de visitantes.

Celebrar el Día de la Comunidad Valenciana fuera del territorio autonómico se ha convertido ya en toda una tradición para una parte los alicantinos. La Vega Baja fue testigo ayer del éxodo de miles de conductores que se echaron a la carretera para acudir a la vecina Región de Murcia a disfrutar de una jornada de compras en sus centros comerciales atraídos en buena parte por el tirón de Ikea. La Dirección General de Tráfico informó desde antes de las 11 de la mañana del atasco registrado en la A-7, especialmente a la altura de Orihuela y que se extendía hasta casi el término de Elche, en sentido Murcia, a lo largo de 27 kilómetros de retenciones y congestión del tráfico.

Claro que también hubo otros muchos que optaron por no cruzar las fronteras autonómicas y pasar el día en la comarca, sobre todo en la zona costera. Aunque este 9 de octubre el intenso oleaje de levante no acompañó a los bañistas que pretendían darse el último chapuzón de la temporada, sí permitió en cambio disfrutar de placenteros paseos por el paseo marítimo de Torrevieja, Guardamar, Orihuela o Pilar de la Horadada.

Al margen de los pocos vecinos de que quisieron empezar el día participando en actos organizados por los ayuntamientos para conmemorar la festividad autonómica, fueron muchos más los que arrancaron sus vehículos a primera hora de la mañana y, antes de darse cuenta, se vieron en medio de un monumental atasco que requirió de precaución y mucha paciencia.

Algunos de ellos emplearon buena parte de la mañana –hasta tres horas según algunos de nuestros lectores– en recorrer los 90 kilómetros que separan la capital de la provincia alicantina de las áreas comerciales de la entrada de Murcia. Oros, sin embargo, se decantaron por la posibilidad de disfrutar de una jornada de compras en las grandes superficies de la Vega Baja que sí abren sus puertas en festivo, como son los centros comerciales Habaneras y La Zenia Boulevard. El intenso tráfico se pudo ver también en la Nacional 332, especialmente en el tramo que une esas dos grandes superficies, sobre todo donde la carretera no está desdoblada.

Como era de esperar, la congestión de tráfico remitió en las horas centrales del día pero desde las 18 horas se volvió a registrar una intensa circulación tanto en la Nacional que conecta Torrevieja y Orihuela Costa como la autovía que une la capital murciana y la alicantina. Aunque al cierre de esta edición no trascendió ningún accidente de tráfico de gravedad, si se produjo un siniestro a las 10.25 horas en la AP-7 a la altura del término de Dolores en el que dos personas resultaron heridas al volcar el turismo en el que viajaban por causas desconocidas. Los ocupantes fueron trasladados al Hospital de Torrevieja. La Guardia Civil de Tráfico desplegó un dispositivo para garantizar la seguridad de los conductores, y poco después de las 12.30 una grúa retiraba el vehículo siniestrado.

Torrevieja
Bares, restaurantes, en especial los situados en el entorno de los paseos marítimos, además de Carrefour, presentaron ayer en Torrevieja ayer una importante asistencia de clientes en la jornada festiva del día de la Comunitat.

Las grandes superficies tienen autorizada la apertura todos los días del año en la ciudad, por su condición de ciudad turística, aunque existe un proyecto de modificación de esta libertad horaria.

Las previsiones del tiempo alertaban sobre episodios de lluvia, que prácticamente no apareció, y la temperatura acompañó para pasear y tomar asiento en las terrazas de los locales hosteleros. No ocurrió lo mismo en las playas. El fuerte temporal de levante no invitó al baño en el litoral de la Vega Baja. Desde Guardamar, pasando por Torrevieja y Orihuela Costa a Pilar de la Horadada, el oleaje no recomendaba darse un chapuzón. De hecho, un bañista fue rescatado en la mañana de ayer en la playa de Los Locos tras meterse en el mar. Tuvo que recibir asistencia sanitaria.

Los que sí aprovecharon el temporal fueron los surfistas. Durante buena parte de la jornada de ayer deleitaron a los visitantes montando las olas en la zona de los espigones del paseo de Juan Aparicio, lo que se convirtió en un atractivo turístico más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine