El alcalde de Orihuela acusa al nuevo Consell de imponer la lengua valenciana

Bascuñana exige «no discriminar a los castellanohablantes ni obligar a hablar una lengua que no oirá en la calle»

11.10.2015 | 01:00

El PP de Torrevieja arremete contra el teniente alcalde por «catalanizar» el acto por portar una senyera, sin franja azul, en la solapa.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana (PP), utilizó ayer parte de su discurso en el acto institucional del Día de la Comunidad Valenciana para exigir al nuevo Consell que respete a la ciudad por el hecho de ser castellanohablante y le advirtió de de que «no consentirá imposiciones de ningún tipo» en materia del uso del valenciano. En ese sentido dijo que lo que hay que hacer es «ofrecer a los alumnos la posibilidad de ampliar sus conocimientos, no obligarles a hablar una lengua que no oirán en la calle».

Bascuñana prosiguió que las tradiciones y la historia de Orihuela «también deben ser respetadas y deben aceptar que somos tierra castellanohablante con idénticos derechos a cualquier otro valenciano». El primer edil dijo que no reniega del valenciano pero pidió que «del estímulo del uso del valenciano no se caiga, o se continúe, en el error de la discriminación por haber nacido y crecido en el uso solamente del castellano».

Bascuñana dijo que «es obligación y responsabilidad de los gobernantes autonómicos atender a todos los municipios de la Comunidad por igual, sin ninguna distinción», y reconoció que en Orihuela «hace demasiado tiempo que nos sentimos discriminados, por lo que es necesario corregir esta situación». A ese respecto, recordó que todavía quedan importantes proyectos pendientes como el centro de salud del Rabaloche y los colegios que aún están en barracones, la conexión rápida con la costa o el Palacio de Justicia.

En Torrevieja, el Partido Popular cuestionó el gesto del primer teniente alcalde Pablo Samper (Sueña Torrevieja) de llevar una senyera en la solapa durante el acto institucional del día de la Comunidad. El malestar entre los cargos del PP se produjo porque la cuatribarrada que mostraba el edil no contaba con la franja azul de la enseña oficial de la Comunidad. Es decir, aseguraron, era una senyera catalana.

El acto institucional del 9 d'Octubre en Torrevieja, como es habitual, se redujo a la izada de la bandera de la Comunidad en la plaza de la Constitución y la interpretación de los himnos de Torrevieja, Valencia y España de la Unión Musical Torrevejense, que realizó un breve pasacalles. Es un acto que suele aunar a escaso público y ayer no fue la excepción y que culminó sin discuros –con un «Viva Valencia»,«Viva España», del alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes). El concejal Joaquín Albaladejo (PP) se ha preguntado irónicamente en las redes sociales si se celebraba el día de Cataluña en Torrevieja y rebautizó al gobierno local como «pentacatalanista». El PP impulsó en los últimos días una campaña para que durante la jornada de hoy se muestre la senyera oficial cuatribarrada con la franja azul. El pentapartito restó importancia al enfado popular y recordó que la cuatribarrada, sin la franja azul, está presente en buena parte de los escudos de los municipios de la Vega como Almoradí, o el propio de Torrevieja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine