09 de octubre de 2015
09.10.2015

El Consell da un ultimátum para decidir el martes la ubicación de la planta de basuras

El malestar de Villena y Xixona obliga a desviar residuos a vertederos de Valencia. Medio Ambiente tilda la situación de «insostenible» e impone a los alcaldes adoptar una solución «urgente»

10.10.2015 | 07:53

Se acabó el tiempo de debate y es hora de adoptar decisiones. La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural dio ayer un ultimátum a los alcaldes de la Vega Baja para que decidan dónde se ubicará la planta de transferencia de basuras de la comarca el próximo martes, cuando se celebra el pleno de constitución del Consorcio de Residuos. La Generalitat cree que la situación que se está viviendo desde el cierre de la planta de Crevillent es «insostenible» y comprende el «malestar» que toda esta situación está causando en Villena y Xixona, donde esta yendo a parar la basura de 25 de 27 de los municipios. Para solventar esa situación se derivarán parte de los desechos de la provincia hasta vertederos de Valencia, pero es necesario que la Vega cuente antes con su planta de transferencia, de ahí que se exija su puesta en marcha con «carácter urgente».

El secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, planteó además la necesidad de establecer un precio único para los municipios de la Vega Baja por el uso de la futura planta de transferencia para evitar situaciones como la que se está viviendo en la actualidad, dado que los Ayuntamientos están llevando gran parte de la basura a Xixona porque cuesta más barato que derivarla a otros vertederos como el de Villena.

Álvaro apuntó que los planes de la Generalitat pasan por «reordenar el flujo de los residuos» de forma que la basura de toda la provincia y de otros puntos de la Comunitat se redistribuya en distintos vertederos. El objetivo es impedir que Elche, Jijona y Villena se vean obligados a asumir las 247.000 toneladas de basura anuales que se generan en la Vega. Por todo ello, ha exigido al Consorcio que en su primera sesión no solo se adopten acuerdos de carácter organizativo, sino que se decida ya dónde irá la planta.

Hasta ahora sólo el Ayuntamiento de Almoradí se ha mostrado interesado en acoger esa instalación y ha indicado que dispone de un emplazamiento situado a ocho kilómetros del casco urbano que está cerca de la AP-7 y que no molestaría a los vecinos, aunque no ha desvelado el lugar exacto. Ni Orihuela ni Torrevieja, los dos municipios que más basura generan por ser los de mayor población, han aportado soluciones a esta situación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine