21 de septiembre de 2015
21.09.2015
TRIBUNA

100 días

21.09.2015 | 21:43
100 días

El tiempo pasa y ya hace cien días que fui investido alcalde de Orihuela. Durante este tiempo hemos constatado lo que se intuía: una cosa es hablar y otra muy diferente es hacer. ?Quiero empezar agradeciendo nuevamente su confianza a todos los que nos han apoyado, y ofreciendo nuestro servicio y dedicación a todos y cada uno de los oriolanos y oriolanas que componen nuestro municipio sin ningún tipo de distinciones.

Prometí otras formas de hacer política y día a día estamos dando ejemplo de ello. Insisto en mantener nuestra disposición abierta a todas las aportaciones y colaboraciones, vengan de donde vengan, que tengan la única condición e interés del beneficio de Orihuela. Nosotros no alardeamos de transparencia, simplemente la ejercemos, practicamos el diálogo abierto y sincero, y compartimos la información. Nosotros no alardeamos de participación, simplemente, escuchamos a todos, llamamos a participar a todos y promovemos que lo hagan. La lástima es que hay quién sigue anclado al pasado y quiere seguir viviendo de los viejas formas de la política.

Durante estos cien días nos hemos encontrado con muchas cuestiones que había que solventar, algunas normales fruto de la propia actividad municipal pero otras muy mal gestionadas amenazando consecuencias muy negativas para todos los oriolanos. Dicen que "la ignorancia es muy atrevida" y no hay nada más peligroso para un pueblo que sus dirigentes no sean conscientes de la importancia y de las consecuencias de sus decisiones.

Pues bien en estos cien días, además de "poner los pies en el suelo", hemos podido conseguir que las fiestas de Moros y Cristianos hayan transcurrido con normalidad y con su iluminación (que no fue nada fácil); que las escuelas de verano abrieran sus puertas (aunque fue imposible conseguirlo a tiempo); que el Ministerio de Hacienda retirara la retención mensual de un millón y medio de euros; que se restableciera el paso de la CV-95 afectado por las obras del AVE; que se agilicen las obras restantes para intentar volver a la normalidad cuanto antes; recuperar el servicio de Correos; asegurar la Responsabilidad Civil en condiciones mucho más ventajosas; que DINOCO pudiera seguir cobrando sus facturas y de forma más rápida y fácil; tramitar el pago de la deuda por la Escuela de Adultos al IES Tháder, se ha exigido una solución definitiva a los edificios de los Juzgados..., aunque lamentablemente otras de las cuestiones abordadas ya no tenían arreglo y Orihuela ha perdido oportunidades que no se podrán recuperar como el abastecimiento de agua del Taibilla a Barbarroja que se podía haber hecho con fondos de la Comunidad Europea (más de 400.000€ que se han perdido), la construcción del Centro de Emergencias de la Costa con cargo al Plan Confianza (más de dos millones de euros que ahora no se sabe qué va a pasar y desde 2012 no consta que se haya reclamado), y otras muchas cuestiones que solamente ponen de manifiesto la desidia y el mal hacer que ha imperado últimamente en nuestro ayuntamiento.

Al mismo tiempo, gracias al acuerdo de estabilidad conseguido, estamos trabajando en la elaboración de los Presupuestos de 2016 (que tanta falta hace), en el desarrollo de la Ordenanza de Transparencia, el Reglamento de Participación Ciudadana, en la Ordenanza de Subvenciones (que se lleva a este próximo pleno), en la Relación de Puestos de Trabajo, en la negociación del convenio con ADIF sobre las obras del AVE, etc., y además estamos exigiendo a otras administraciones que nos atiendan y cumplan con esas necesidades básicas que ya hace tiempo deberíamos tener satisfechas, y que no enumero ya que por desgracia son sobradamente conocidas por todos.

? Vamos a trabajar para que Orihuela disponga de los servicios que se merece y especialmente para prestar los servicios y atenciones que necesitan los más vulnerables y desfavorecidos con los que siempre tendremos nuestro mayor compromiso y cercanía. Vamos a luchar en definitiva por todas las necesidades que tiene este municipio y esta comarca para conseguir el progreso y desarrollo que sea capaz de generar empleo y estabilidad para todos. Las personas son lo primero y si para alguien debe estar disponible un político es precisamente para los más necesitados.

Para concluir quiero que todo el mundo sepa que no nos vamos a rendir por muchas sorpresas desagradables que nos sigamos encontrando por el camino. Queremos que nuestros vecinos puedan ir con la cabeza bien alta, sentirse orgullosos de ser oriolanos y presumir de la gestión de sus gobernantes.
Me siento muy orgulloso de mi equipo. Por fin los oriolanos tienen un equipo de gobierno capaz, serio y muy ilusionado que va a hacer realidad todo lo que Orihuela necesita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine