Venta ambulante

Orihuela: ¿Vuelve la "guerra" de los mercados?

16.09.2015 | 10:08
Una imagen del mercado de Los Huertos de Orihuela

El edil Dámaso Aparicio confirma que no sacará a subasta ni un solo puesto de los 80 por licitar en Los Huertos pero que no lo trasladará al centro de la ciudad mientras Cambiemos Orihuela pide soluciones y no aplazar problemas

El mercado de los martes no se moverá de Los Huertos ni saldrán a licitación los puestos, así lo confirmó ayer el edil responsable del área en Orihuela, Dámaso Aparicio, al término de la Junta de Gobierno Local, en la cual se aprobó las renuncias presentadas por mercaderes y que estaban pendientes. "No se adjudicarán porque se va a reestructurar y reubicar", aseguró el edil.

Asimismo, el concejal aseguró que el zoco no se trasladará a la Avenida Teodomiro. En esta línea, Aparicio manifestó que "Orihuela no tiene mercadillos ilegales tras la puesta en vigor de la ordenanza el pasado mes de julio", algo que no es cierto si se tiene en cuenta que están regentados por mercaderes que carecen de licencia municipal.

El concejal anunció también que a partir de este miércoles se pondrá a disposición de los mercaderes el modelo de solicitud para aquellos que deseen optar a plazas vacantes de mercados y mercadillos, a excepción del de los martes. El plazo de presentación de la documentación comenzará el día 1 de octubre y finalizará el día 17 de ese mismo mes. Las vacantes actuales son: San Bartolomé (11), Campoamor (6), Orihuela centro (31), Playa Flamenca (2), La Murada (26), La Aparecida (27), mientras que en Desamparados, Torremendo y La Campaneta, todas sus plazas están vacantes.

Horas más tarde, Cambiemos Orihuela contestaba a estas declaraciones del edil recordando cómo los mercaderes han denunciado en múltiples ocasiones que el mercado de los martes no funciona correctamente en su ubicación actual. "Desde su traslado al recinto de los Huertos ha sufrido un grave proceso de degradación que queda reflejado en el abandono de hasta 80 puestos por no proporcionar suficiente rentabilidad económica", recuerda la concejala Marta Guillén, quien añadía que "su situación periférica y poco accesible ha provocado una disminución de la afluencia de usuarios. Las características del espacio, abierto y desprotegido; el gasto municipal adicional que supone el alquiler de la parcela que ocupa, que es de titularidad privada; la inevitable inequidad en el reparto de los puestos, ya que aquéllos situados en los puntos de acceso venden más; o incluso la desarticulación espacial que provoca la ausencia de los puestos abandonados nos parecen motivos técnicos suficientes como para que se reconsidere la posibilidad de su reubicación. La reestructuración interna de los puestos ha sido la única propuesta del concejal para resolver la situación, y no da respuesta a ninguno de los problemas expuestos".

La edil recuerda que "em realidad, lo que se está produciendo un conflicto. Existe una demanda clara y justificada por parte de un colectivo (los mercaderes) que afecta los intereses -igualmente importantes- de vecinos y comerciantes del municipio de Orihuela, allí donde se propone la reubicación del mercado. La solución no consiste en ignorar sistemáticamente las reivindicaciones legítimas de un sector de la sociedad, obviando completamente el problema, ni en tomar una decisión unilateral e imponerla sin considerar los inconvenientes que pueda producir».

Desde Cambiemos Orihuela consideran que este conflicto puede convertirse en un espacio de oportunidad para que los agentes sociales implicados participen activamente en la búsqueda de soluciones junto a técnicos y políticos. "Proponemos que para resolver el problema se impulse la creación de mesas de negociación colectiva, en las que puedan participar públicamente todas las asociaciones y grupos que se vean afectados por esta cuestión. De esta forma se podría desarrollar un proceso de diálogo entre mercaderes, vecinos y comerciantes, con el objetivo de intercambiar y compartir las necesidades y las perspectivas de cada colectivo implicado, para así poder llegar a un acuerdo equilibrado que se genere desde el respeto a los intereses de cada una de las partes. Una solución transparente y consensuada que garantice la continuidad de un mercado que ya se había convertido en una tradición de nuestra ciudad y que respete al mismo tiempo el bienestar de los vecinos afectados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine