Javier Pérez «rebaja» la deuda de Callosa de Segura de 23 a 14 millones de euros

El exalcalde acusa al equipo de hinchar cifras, solicita una auditoria y lleva al Síndic la negativa a darle datos

12.09.2015 | 09:21

¿Cuál es la deuda de Callosa de Segura? Según el equipo de gobierno (PSOE, IU y Somos Callosa), 23 millones de euros; según el PP, 14 millones, y cuatro de ellos «heredados» de 2003, cuando comenzaron a gobernar y a los que suma otro millón más por una sentencia que tiene sus orígenes en una reclamación de FCC al tripartito que gobernó hasta la llegada de Javier Pérez a la Alcaldía. Quizá para salir de dudas, el que ha sido alcalde durante los 12 últimos años y el que fue su concejal de Hacienda, Manuel Illán, aseguraron ayer en una comparecencia que han solicitado la convocatoria al alcalde, Fran Maciá (PSOE), de un pleno extraordinario para poner sobre la mesa todas las cuentas. Por si fuera poco, han presentado una queja al Síndic porque, dijo ayer Illán, el tripartito se niega a darle datos y les remiten a la web municipal; y han solicitado una auditoría a cargo de los servicios municipales.

Y Pérez e Illán tienen explicación a este «baile» de cifras: «La deuda que el tripartito relata no tiene en cuenta el principio básico de la contabilidad y no es con base en un informe de Intervención». Y todo ello ha conseguido «hinchar las cifras, mezclando datos que están por dos y tres veces reflejados mientras otros, que nos benefician, como algunas sentencias ganadas, no las computan». Illán citó 1,9 millones de euros en facturas «por duplicado»

El alcalde pasó entonces a relatar cómo ha cambiado Callosa de Segura en doce años sumando hasta 97 millones de euros entre inversiones (61 millones de euros) y compra de suelos (36 millones), de los cuales 42 han estado sufragados a través de inversiones. Javier Pérez también recordó cómo por culpa de la crisis el Ayuntamiento pasó en 2008 a 2010 de 18 millones de euros de presupuesto a 12,5 millones de euros, «y esa contención no tuvo repercusión en la situación del Ayuntamiento ni en los trabajadores ni se aumentó la presión impositiva». El exregidor negó las acusaciones de que el Ayuntamiento tuviera una plantilla «sobredimensionada», aunque suponga entre el 46 y el 48% del presupuesto. «Es difícil gobernar sin tomar decisiones y esto se soluciona trabajando», sentenció el alcalde harto de que el gobierno lo critique.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine