Orihuela rebaja las obras del AVE de seis a un millón y renuncia al cuarto paso

PP y C's se apoyan en un informe del secretario para vetar la moción del PSOE sobre la atención temprana

11.09.2015 | 14:08
Paco Sáez, ayer en el pleno.

Aprueban que la elección de colegio sea libre, sin distritos.

El alcalde Emilio Bascuñana (PP) sacó adelante ayer un pleno de más de cinco horas en el que desarmó el «caso Dinoco», con la colaboración de Ciudadanos (C's) y de un informe del secretario, para vetar la iniciativa del PSOE de debatir el presente y el futuro de la atención temprana en la ciudad. No eran las seis de la tarde y el asunto de mayor calado de la sesión –correspondiente al mes de agosto, por lo que aún queda la de septiembre– estaba liquidado gracias a la mayoría –y tranquilidad– que le da a los populares su colaboración con el partido que lidera López-Bas, quien también le respaldó para que la elección del centro escolar en Orihuela se haga por distrito único y no se reparta en cuatro, tal y como pretende la Consellería; es decir, elección libre. A partir de ese instante, la sesión fue como la seda: cuatro iniciativas más políticas que de gestión que salieron adelante: apoyo al trasvase, en favor de los refugiados, la exigencia del pago del transporte escolar a Conselleria o la negociación para el abono de los juzgados, y un tema «bomba» que el regidor y Dámaso Aparicio (PP) adelantaron pero sin dar muchos datos y por sorpresa: las obras del Ave (Alta Velocidad Española) van a costar menos de un millón de euros después de eliminar dos rampas y el cuarto paso (a la altura de Correntías), que proyectó y defendió Antonio Zapata (PSOE) el pasado mandato. El convenio que el Administrador de Infraestructuras (Adif) había puesto sobre la mesa era de 6 millones de euros (2,5 millones por los tres pasos y 3,5 millones por el cuarto y las rampas). Curiosamente, el equipo de gobierno, junto a Ciudadanos, rechazó una iniciativa del PSOE para que ese dinero se incluya en los Presupuestos del Estado, tal y como pedía el propio Zapata. El pleno correspondiente al mes de agosto deparó poco más cosas que una sesión menos estridente que en el anterior mandato que evitan el desgaste de Bascuñana y desactivan a una oposición que se queda sin argumentos de peso (hay muchas caras nuevas) mientras, como fue el caso de ayer, da cada vez más la sensación de que PP y C's tienen más puntos de consenso que de disenso; de hecho, desde julio ya comparten bancada en el salón.

Informe
Bascuñana evitó un debate sobre el futuro de Dinoco porque, probablemente, no sabe qué hacer con la atención temprana, algo que adelantó el miércoles por la tarde en una reunión con los padres en la que aseguró que tenía abiertas todas las puertas. La interpretación que el PP y Ciudadanos hicieron de un informe del secretario, que consideraba que buena parte de las propuestas de la moción del PSOE no eran viables, sirvieron para que prosperara una enmienda a la totalidad del texto de los socialistas y que el asunto se diluyera entre críticas. Los padres que habían acudido y que se concentraron a las puertas del Ayuntamiento lamentaron horas más tarde el que algunos fueran identificados y se les solicitara el DNI. También asistió al plenario los miembros de la Plataforma Antidesahucios (PAH), críticos con la gestión que hace el Ayuntamiento (ahora el PP pero antes el PSOE y Los Verdes) de la pérdida de casas por muchas familias a manos del banco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine