Orihuela

Una fiesta reivindicativa

El intendente principal, José María Pomares, vuelve a pedir medios en el día de la patrona de la Policía Local

09.09.2015 | 02:07
Una fiesta reivindicativa

El cargo policial da un tirón de orejas a los anteriores gestores que permitieron vehículos sin seguro.

El intendente principal de la Policía Local de Orihuela, José María Pomares, toma una vez al año la palabra en la fiesta de la patrona del Cuerpo, la Virgen de Monserrate, y no lo hace para ofrecer un discurso vacío, sino que siempre deja pinceladas de lo que le gusta y de lo que no y ayer lo volvió a hacer ante un público que congrega a políticos y a los responsables policiales de la comarca o, como en esta ocasión, de la provincia. A su lado, el nuevo alcalde, Emilio Bascuñana (PP), quien ha llegado con tono conciliador –sólo hay que ver el contenido de su alocución, en el que se deshizo en elogios hacia el Cuerpo y comparó a los agentes casi con la tranquilidad que un padre saber dar a un hijo–; y la concejala de Seguridad, Mariola Rocamora, tuvieron que escuchar a su responsable pedir a los agentes, por encima de todo, «lealtad a Orihuela» y recordó que ni se puede confundir a los ciudadanos ni tampoco cumplir compromisos si no es dentro un marco legal. Pero lo hizo en un tono conciliador con el nuevo equipo de gobierno, quizá porque, como bien dijo, la edil aún no ha cumplido cien días en el cargo, aunque está encima del día a día y ha tomado parte en una reciente reestructuración de servicios.

Y Pomares, en ese tono crítico que le caracteriza y de advertencia, también recordó cómo hace un año pidió a los anteriores gestores –entonces era Antonio Zapata (PSOE) quien estaba a su lado como alcalde en funciones– más medios para cumplir su labor y cómo su respuesta no estuvo a la altura que él esperaba por lo cual volvió ayer a insistir al nuevo ejecutivo y al nuevo regidor más de lo mismo: inversión. Este diario ya publicó la pasada primavera cómo la Jefatura Local tenía vehículos sin seguro y otros que estaban en un mal estado de conservación. Y Pomares también tuvo un «toque» de atención hacia sus agentes porque al comienzo de su intervención recordó que han de tener una «actitud educada y eficaz» porque son habitualmente la primera presencia policial que ven llegar los ciudadanos cuando tienen una emergencia. El alcalde, quien cerró el acto, le ofreció su «compromiso para mejorar» la plantilla; y la concejala se deshizo en elogios hacia su labor.

Al acto en la Lonja acudió un tercio de la plantilla y una amplia representación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, alcaldes y concejales de la Vega y diputados como Eduardo Dolón, Francisco Sáez y Carolina Gracia, así como familiares de los agentes que por un día fueron los grandes protagonistas de la jornada festiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine