Torrevieja

El Consell avala el cierre de «Vela Beach» y propone una multa de 43.000 euros

La resolución se podría levantar si la discoteca aborda una reforma que resuelva sus «anomalías muy graves»

10.09.2015 | 09:22

La Generalitat ha notificado a la propiedad de la discoteca Vela Beach el cierre cautelar de la instalación de un máximo de seis meses y que además no se levantará hasta que la mercantil subsane las «anomalías muy graves» detectadas en inspecciones de la Policía Local y en especial las realizadas por agentes de la Guardia Civil de Torrevieja. Deficiencias que comprometían la seguridad de los usuarios y de sus trabajadores, según el procedimiento. Esta decisión, a la que se añade una propuesta de sanción de 43.000 euros, ampara la actuación municipal del área de Actividades del Ayuntamiento en el mismo sentido. La resolución llega en esta ocasión de la mano de la administración autonómica que es la competente para decidir el futuro del establecimiento. Las irregularidades exigen la remodelación completa y costosa del local, en caso de que la propiedad quiera levantar la medida cautelar. La discoteca –que al margen de este procedimiento administrativo aparece inmersa, junto a cargos públicos locales del PP, en una investigación judicial– está situada al sur de la playa de La Mata y cosechó desde su apertura un gran éxito de público en paralelo a una lluvia de denuncias por parte de los vecinos de las áreas residenciales que lo rodean,

Las principales deficiencias detectadas figura la ausencia de muros de insonorización entre el interior del recinto y la terraza. Además figuran hasta cinco puertas que no están contempladas en el proyecto y que no comunican con el exterior, sino con la hamburguesería y la pizzería del mismo propietario, siempre según la documentación oficial. Una distribución muy peligrosa en caso de incendio que impediría una evacuación en condiciones. Además el seguro de responsabilidad civil contratado por la empresa en caso de siniestro es insuficiente para cubrir el aforo de 580 personas.

Derecho al descanso
A raiz de la intervención municipal inicial de cierre, ayer la junta directiva de la Mancomunidad de Propietarios de la urbanización Molino Blanco –que representa a 600 residentes– agradeció al nuevo equipo de gobierno su «valentía por escucharnos, por atender nuestras anteriores reiteradas denuncias, a ciudadanos desesperados por la pasividad anterior» y garantizar «el derecho fundamental a descansar dignamente». Ofrecieron su apoyo a la edil de Urbanismo Fanny Serrano (PSOE) «ante todos los ataques padecidos por el cumplimiento de su deber»

En el mismo escrito, firmado por el presidente Roberto Mols, expresan su «alegría» por la actuación al «ver colmado todo el esfuerzo que a lo largo de todos estos años –demasiados– hemos realizado para que se diese cuenta los hechos denunciados».

La Mancomunidad recuerda los escritos que dirigieron al Ayuntamiento para denunciar las aglomeraciones de público con «verdaderas situaciones de riesgo» y el hecho de que se hubiera validado un cambio de titularidad de la licencia cuando la configuración de la actual sala de discoteca «nada tiene que ver con la sala para la que fue concedida la licencia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine