Tras la borrasca

Aguamarina, La Glea y Barranco Rubio continúan en mal estado por el temporal

Los vecinos agradecen los esfuerzos por recuperar la normalidad pero piden acabar con esta situación

11.09.2015 | 01:50

Las tormentas han dejado un panorama desolador en Orihuela Costa que ha llevado a la Federación de Asociaciones de Orihuela Costa a reclamar del equipo de gobierno inversiones, especialmente en los presupuestos de 2016. En cualquier caso, las máquinas municipales están trabajando en tratar de recuperar el litoral a marchas forzadas, aunque para el próximo fin de semana se anuncia más agua.

Los principales trabajos se llevan a cabo en las playas e infraestructuras de acceso al litoral oriolano, así como en viviendas de algunas urbanizaciones, como Cabo Roig, y en viales de ésta última y Dehesa de Campoamor. Desde la FAOC se agradecen los esfuerzos que están realizando las brigadas municipales para restablecer la normalidad, así como las manifestaciones del alcalde, Emilio Bascuñana, en su visita a las zonas más afectadas, indicando "la intención de que la costa recupere la normalidad después de estas fuertes lluvias, pero hasta que no finalice la alerta no podremos actuar en profundidad en las zonas más afectadas".

A día de hoy la situación de las playas es la siguiente, según explican desde el colectivo vecinal.

La Zenia
Se encuentra en un avanzado estado de normalidad, ya que, aunque esta mañana había operarios trabajando con máquinas, repartiendo la arena, la playa tenía un alto nivel de ocupación.

Cala Capitán
La playa ha sido prácticamente reparada, a excepción de una parte de la zona sur, que no impide su uso generalizado sin problemas. En las cercanías de la playa, en la zona verde, tramo de salida de calle Ancla, hay una laguna de agua retenida que corta el paso y estará así hasta que se autoconsuma por evaporación. La playa de La Caleta (Cabo Roig) se encuentra en pleno uso.

Aguamarina, La Glea y Barranco Rubio
Sin embargo, las playas de Aguamarina, La Glea y Barranco Rubio siguen mostrando los grandes estragos causados por el temporal, tanto en las propias playas, como en sus accesos e infraestructuras cercanas. En el acceso a la pinada hay aguas fecales que han sido expulsadas de la red de alcantarillado y que requieren una actuación municipal a la mayor brevedad, dado el peligro que representan para la salud de sus usuarios.

La FAOC, añade, coincide plenamente con el mensaje del alcalde Bascuñana, en el sentido de que el Ayuntamiento tomará "las medidas oportunas para prevenir estas consecuencias y dotaremos a la costa con los medios necesarios de forma que se minimicen los daños si se producen de nuevo estas condiciones meteorológicas".

En esta línea de actuación, la Federación ya ha solicitado colaborar en la elaboración de los presupuestos municipales del próximo año, para que recojan las dotaciones suficientes que permitan atender las necesidades de Orihuela Costa."

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine