Las fuertes lluvias dejan en la Vega Baja vehículos atrapados y calles inundadas

Caídas de árboles, pequeños incendios por cortocircuitos y desprendimientos centran las atenciones de los equipos de Emergencias - El principal acceso a Torrevieja permaneció cortado durante horas la madrugada del domingo

07.09.2015 | 16:28

Las fuertes lluvias registradas desde la madrugada del domingo en toda la comarca de la Vega Baja, y en especial en localidades del litoral como Torrevieja y Orihuela Costa, causaron inundaciones en numerosos puntos de estos municipios, corrimientos de tierra, caídas de árboles y arrastre y colapso de vehículos como el caso de la playa de Los Locos de la costa torrevejense.

La intensidad de las lluvias caídas ayer puso una vez más de manifiesto la necesidad de prevención por la amenaza de gota fría que se produce cada final de verano. La limpieza y adecuación del cauce natural de las aguas, como son barrancos y cuencas hidrográficas es fundamental para el drenaje de las mismas, y los expertos ya han advertido, como ha reflejado en sus páginas este diario, de los numerosos puntos problemáticos que hay en la provincia.

Ayer, la CV-905, la carretera de Crevillent que supone el principal acceso a Torrevieja, permaneció cortada durante varias horas en la madrugada del domingo, cuando se registraron hasta 78 litros por metro cuadrado, en un tramo de más de tres kilómetros por inundaciones. En concreto, desde el kilómetro 7 hasta el 10.25, según apuntó la Dirección General de Tráfico (desde la rotonda de la Policía Local hasta la rotonda de Los Altos del Limonar y Las Torretas). La inundación se ha producido en la zanja construida hace algunos años para, precisamente, evitar inundaciones, pero tampoco dio abasto para recoger todo el agua.

Ayer por la mañana, el tráfico ya había sido restablecido, aunque aún podían verse anegadas las inmediaciones de la vía. Las continuas lluvias durante toda la jornada de ayer no contribuyó a mejorar la situación de una de las carreteras más problemáticas con cada episodio de lluvias en la localidad.

La Playa de los Locos, cuya arena desapareció casi por completo, fue otra de las zonas que más sufrió el efecto de las lluvias. Dos vehículos fueron arrastrados en la avenida de Roentgen hasta la playa, en la avenida Alfredo Nobel. Además, dos vehículos quedaron atrapados al intentar salvar el paso por la calle Río Támesis en las proximidades del Instituto Torre Vigía, a lo que se suman otros ocho automóviles, según fuentes consultadas por este diario. Además, los Bomberos tuvieron que realizar varios rescates a personas atrapadas en sus vehículos. Caídas de árboles y desprendimientos en algunas fachadas completaron las actuaciones, que no se saldaron con daños personales.

Situaciones simulares se vivieron en Orihuela Costa, donde la Policía Local actuó ayer para evitar accidentes en los accesos subterráneos a Playa Flamenca desde el Ayuntamiento del litoral, cortando el acceso. Se trata, junto a otros pasos subterráneos paralelos, de puntos conflictivos debido a la acumulación de agua, por lo que la previsión de los efectivos de emergencia hizo que se cerraran antes de evitar problemas. La avenida de Villamartín quedó cortada por la caída de un árbol, que obligó a intervenir a los efectivos de Bomberos. Junto al parque de Bomberos de Torrevieja, otro árbol calló sobre un coche, de nuevo sin lamentar daños físicos.

Las playas de La Zenia, La Glea o Campoamor amanecieron completamente inundadas y con numerosos destrozos en el pasarelas, lavapiés y otros elementos del mobiliario. La fuerza del agua arrastró una caseta junto al chiringuito de la Zenia. La rambla de Campoamor se convirtió en un auténtico riachuelo, formando pequeñas cascadas salvando los desniveles. En Benejúzar, hubo deslizamientos de terreno y el desprendimiento de piedras y maleza en la CV-920. En Los Montesinos, los Bomberos sofocaron un incendio por un cortocircuito en una jacuzzi en la terraza de una vivienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine