Torrevieja

El alcalde advierte que «todo está por hacer» para evitar inundaciones graves

La Policía Local realizó 37 servicios relacionados con la tromba de agua en la madrugada de sábado al domingo

07.09.2015 | 17:07

La pasarela de madera del paseo de la curva del Palangre ha sido precintada por daños en la estructura. El agua anegó zonas como el Paraiso, Delfina Viudes o Rosa Mazón pese a las últimas obras para prevenir embalsamientos. El alcalde asegura que no hay ningùn compromiso por escrito para que se ejecute el cajón de pluviales junto a la N-332 y asegura que se ha favorecido a los promotores sin exigirles infraestructuras de evacuación durante 30 años

La Policía Local atendió 37 llamadas durante la madrugada del sábado al domingo por servicios vinculados con la tromba de agua que dejó en algunos puntos del municipio de Torrevieja más de 75 litros por metro cuadrado, según ha comunicado esta mañana el concejal de Seguridad y Playas Javier Manzanares (PSOE), junto al alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes).

Como incidencias más destacadas –además de las adelantadas por este diario en la mañana de ayer como el corte de la CV-905, el principal acceso a Torrevieja, en un tramo de tres kilómetros y el arrastre de varios vehículos en la playa de Los Locos– Manzanares explicó que uno de los pilares de la pasarela de madera que forma parte del paseo de la playa de Los Locos en la curva del Palangre ha resultado dañada por el arrastre de la lluvia desde la Avenida de las Habaneras y ha tenido que ser precintada para que no circulen peatones. Mientras que la mayoría de las playas han recuperado su aspecto anterior a la tromba, con algunos desperfectos y desprendimientos, el Ayuntamiento tiene pendiente evaluar la situación en la playa de La Mata.

La Policía Local recibió llamadas por entrada de agua en viviendas de Lagosol, arrastre de trapas de alcantarillado que no han aparecido, inundaciones de terrazas y obturación de las rejillas de alcantarillado por residuos.

Por su parte, José Manuel Dolón ha explicado que este tipo de situaciones se va a seguir produciendo en Torrevieja cada vez que se produzcan lluvias torrenciales si no se acometen ya las obras del cajón de pluviales para recoger el agua de la mayoría de zonas residenciales que confluyen hacia la cuenca vertiente en la laguna de Torrevieja. «Nos hemos encontrado ahora con este pastel. Está todo por hacer», ha dicho Dolón. «No hay ningún compromiso ni de Fomento ni de la Generalitat», ha aclarado. «El compromiso de este gobierno es conocer cómo está la situación y trabajar para poner en marcha el proyecto de plan de pluviales», ha asegurado.

En este sentido, avanzó que tras años de anuncios del anterior equipo de gobierno no existe proyecto oficial ni compromiso por parte de la administración autonómica y estatal a la hora de llevar a cabo esta infraestructura. Tan solo existe un compromiso de convenio sin firmar entre el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana elaborado el 18 de mayo de 2015, días antes de las elecciones municipales y autonómicas. En ese documento la Generalitat debía comprometerse a aportar 200.000 euros para elaborar el proyecto del cajón de pluviales. Dolón dijo que desconoce si el Ministerio de Fomento contempla dentro de su propio plan para desdoblar la variante de la N-332 las actuaciones necesarias para acoger también el cajón de pluviales y anunció que va a reunirse con los responsables de la Generalitat en este ámbito y el Ministerio de Fomento en las próximas semanas.

La misma fuente ha lamentado en rueda de prensa que las actuaciones millonarias que se han llevado a cabo en los últimos años en algunos puntos de Torrevieja para evacuar aguas pluviales no tengan efectividad porque todas encauzan unas aguas que deberían al final confluir en este cajón de pluviales que no está ejecutado. Por ejemplo, las avenidas de Delfina Viudes, Rosa Mazón y Cortes Valencianas se anegaron de agua y también ocurrió en el plan parcial Mediterráneo y el Paraíso pese a las obras de evacuación acometidas en estas zonas en los últimos años.

El alcalde hizo una excepción y aclaró que el cajón de pluviales terminado durante el anterior mandato municipal en la rambla de Juan Mateo , en el centro de la ciudad, por la empresa concesionaria del ciclo integral del agua sí se ha mostrado efectivo en este episodio de lluvias y ha evitado las inundaciones en los paseos.

El primer edil ha mostrado además su enfado con la gestión del PP desde el punto de vista urbanístico durante los últimos 20 años porque el Ayuntamiento no exigió a los promotores, ni tan siquiera para  las últimas actuaciones urbanísticas, ha dicho, aprobadas como la zona del Sector 25 o Villa Amalia que acometieran obras de infraestructuras de evacuación de aguas de lluvia lo que ha generado nuevos problemas de inundaciones, por ejemplo, en la Avenida de Desiderio Rodríguez.

«No estamos hablando de las Torretas, son urbanizaciones que como en el caso de Villa Amalia, se están ahora empezando a levantar. Pero como están recepcionadas no se les puede exigir que hagan esas obras. Aquí ha primado con los promotores el "sálvese quien pueda" y "campeón el que más gane". Lo importante era construir a mansalva y recalificar. Y de eso sufrimos las consecuencias que afortunadamente no han sido trágicas porque no han caído 250 litros como en Tavernes de la Valldigna».

El alcalde también ha indicado que lo que sí puede hacer el gobierno municipal ya es trabajar en tomar medidas de precaución y alerta a los vecinos previas a que se produzcan este tipo de episodios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine